Granada CF

La voracidad anotadora de Zozulia y Bela ante un Granada en el que se reparte el gol

Quini cae al césped tras un empujón de Roman Zozulia en el partido de la primera vuelta. /Pepe Marín
Quini cae al césped tras un empujón de Roman Zozulia en el partido de la primera vuelta. / Pepe Marín

Mientras el cuadro manchego cede la responsabilidad de anotar a sus arietes, los rojiblancos actúan a coro frente al arco

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

Resulta imposible no comparar a Granada y Albacete a estas alturas de la temporada. No se parecen como equipo, pues tampoco sus entrenadores han bebido de las mismas fuentes, y sin embargo es ineludible enfrentarlos al análisis para adelantar la batalla del próximo lunes sobre el Carlos Belmonte y llevarla al campo de las cifras.

Segundos y terceros, granadinos y manchegos se enfrentan en un duelo que puede ir decantando el sino del ascenso directo. En estas últimas y trepidantes jornadas, el gol es un oro que todos buscan ante la complejidad de lo cerrado de las defensas ahora cuando todo se define. El Granada y el Albacete se han movido toda la temporada en la media alta del gol, igual que en la tabla, aunque han acudido a él por distintos caminos.

El gol reside en la delantera

Los de Ramis han sido más prácticos en la forma de encontrar el premio, dirigiendo sus miradas a Roman Zozulia, Rey Manaj y un Jeremie Bela que ha desplegado calidad y finura para ser la referencia ofensiva de los albaceteños. Sólo entre los tres suman más de la mitad de los goles manchegos. Los acompaña un invitado sorpresa, Eugeni Valderrama, que con siete goles define el músculo anotador manchego. Por ello no resulta sorprendente que Víctor Díaz, capitán del Granada, declarara en sala de prensa que, si tiene que quedarse con una línea de este adversario, sería con sus jugadores de arriba. Seguramente pensara en el jugador que está aupando al Albacete a los altos puestos: Jeremie Bela. El francés, que ha anotado once goles en lo que va de temporada, ha sido el más regular de los hombres ofensivos de Ramis. Imponente en la definición, Bela ha protagonizado la adquisición de algunos de los más importantes puntos de la temporada. Sin ir más lejos, fue él quien batió a Rui Silva en el empate que se firmó en Los Cármenes.

Las amenazas nunca vienen solas, y junto al francés aparece Roman Zozulia. Internacional con experiencia en grandes divisiones y rutilantes citas del balompié, el ucraniano ha encontrado en Albacete su refugio particular a toda la polémica extradeportiva que su ideología levantó. Zozulia ha anotado diez goles esta campaña. El tercero en discordia es el exrojiblanco Manaj. El albanés no ha acaparado todo el protagonismo que deseaba, si bien ha anotado ya seis goles que superan en mucho lo conseguido por Rey en su paso por Los Cármenes.

Hasta llegar a los 51 goles manchegos, cabe destacar a Eugeni (autor de siete goles), Febas (con tres), Caro, Acuña y Susaeta (con dos) y con un tanto a Peña, Herrera y Tejero.

Muy distinto es el estudio en los de Diego Martínez, que han sabido llevar lo colectivo hasta toda faceta del juego. El gol, como los objetivos y sueños de los rojiblancos, no se entienden si no es desde la coralidad. Para muestra, un dato: todos los jugadores del teórico once titular del Granada han anotado un gol al menos esta campaña. Y casi todos los que esperan en el banquillo, también. Trece futbolistas han anotado tantos esta campaña hasta llegar a un total de 47. Destaca Puertas, pichichi con diez dianas. Montoro, Fede Vico y Ramos completan la media cesta con cinco goles por cabeza. Mientras dos futbolistas del Albacete copaban la mitad de la cuota del gol, en el Granada lo hacen cuatro.

Otros tres jugadores, Pozo, Rodri y Vadillo, aportan 12 goles (cuatro cada uno) para dar al gol rojiblanco riqueza con respecto a su origen. Quini, Germán, San Emeterio, Martínez y Ojeda han anotado un tanto este curso, mientras que Víctor Díaz ya ha obtenido dos dianas. Él decía que se quedaba con los de arriba. Los manchegos, a la hora de tratar de frenar al goleador nazarí, no sabrán a quién seleccionar.