Granada CF

Vico se entrena con los suplentes del choque ante el Osasuna

Vico se entrena con los suplentes del choque ante el Osasuna
GCF| P.Villoslada

Hubo un gran ambiente entre los jugadores y el cuerpo técnico tras la victoria

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

Vuelta al trabajo pero con una sonrisa en la cara. El lunes lo encaró el plantel rojiblanco con un gran ambiente después de obtener el primer triunfo de la temporada este domingo. No es que en los otros dos lunes hubiera reinado el pesimismo, nada más lejos de la realidad. Pero lo cierto es que esta semana ha empezado entre las bromas, el cariño y la intensidad.

Esta última la pusieron los que no jugaron en Los Cármenes ante el Osasuna. Mientras los titulares hacían los típicos ejercicios de recuperación tras el partido, algunos con una esterilla en el propio césped, los suplentes volvían a acaparar toda la atención del cuerpo técnico. Estas sesiones suponen sin duda una oportunidad de oro para entrar en la lucha por la titularidad.

Completaron los ejercicios: Aarón Escandell, Javi Varas, Alberto Lejárraga, Pablo Vázquez, Martínez, Adri Castellano, Fede San Emeterio, José Antonio González, Nico Aguirre, Pozo, Juancho y una sorpresa, la de Fede Vico. El cordobés, que fue titular el domingo y salió por unas molestias, entrenó con normalidad e intensidad. De aquellos que no jugaron, solamente no se ejercitaron en el césped los lesionados Rodri y Fran Rico.

Tras el calentamiento, hicieron unos ejercicios de ataque y defensa que exigían el repliegue rápido tras finalizar jugada. Lejárraga tuvo un choque fortuito con Juancho y acabó con un feo golpe en el rosto y sangre en la nariz, aunque siguió entrenándose. Después, se formaron dos equipos de cuatro, con Vico como comodín solamente en ataque, para jugar una serie de partidillos en un campo muy reducido, pero con porterías reglamentarias (los tres metas iban rotando).

El objetivo, además de buscar la victoria, era administrar las ventajas y reconocer las distintas fases de un partido. Así se lo hacían saber los técnicos a los jugadores, limitando el tiempo del partido y pidiéndoles que 'mordieran' si iban perdiendo, buscaran la victoria con inteligencia si iban empatando con tiempo aún por delante o que amarraran el resultado si quedaban pocos minutos e iban empatando o ganando. Un ejercicio divertido que dejó alguna que otra perla, como un escuadrazo de González (el más entonado de todos en la sesión matinal) y un túnel de Pozo a Aarón para ganar uno de estos partidillos. Escandell, por su parte, evidenció estar listo tras su lesión muscular con varias paradas de mérito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos