Granada CF

La 'vendetta' de Antonio Puertas ante el técnico que le tuvo en el ostracismo

Antonio Puertas (segundo derecha) atiende a las instrucciones de Oltra hace dos veranos/Fermín Rodríguez
Antonio Puertas (segundo derecha) atiende a las instrucciones de Oltra hace dos veranos / Fermín Rodríguez

Durante la primera vuelta del curso pasado tuvo cierta relevancia en el equipo, pero tras el mercado de invierno jugó un papel residual

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

Ahora está gozando del cariño y la comprensión de su entrenador. En las primeras jornadas correspondió a esa confianza con seis goles que le mantienen como el 'pichichi' del equipo, aunque desde hace un tiempo ha bajado el nivel. Pese a que alterna titularidades con suplencias en este último tramo, sigue siendo uno de los futbolistas importantes para Diego Martínez.

La situación de Antonio Puertas ha cambiado radicalmente en un año. En diciembre de 2017 el almeriense había acumulado 10 partidos en Liga más otro de Copa, de los cuales solo en cuatro había sido titular. No había marcado. Este curso ya suma 17 actuaciones incluyendo el partido copero de Elche, con catorce actuando desde el inicio y seis goles en su haber.

Las cosas le fueron mucho peor con el inicio del año 2018. El mercado de invierno trajo a Granada a dos futbolistas para reforzar el ataque como Salvador Agra y Hjulsager. El portugués entró rápidamente en la rueda de Oltra y el danés apenas destacó. En esos movimientos dos futbolistas de aquella plantilla del Granada quedaron especialmente señalados: Antonio Puertas y Javier Espinosa. Pasaron a convertirse en los habituales descartes del entrenador valenciano.

Puertas disputó dos encuentros al inicio de la segunda vuelta con Oltra, en las jornadas 22 y 24 frente al Albacete y Barcelona B, ambos saldados con derrota. Desde entonces se quedó aislado. Nunca fue una alternativa para el entonces entrenador rojiblanco, que lo apartó cansado de su bajo rendimiento. Un futbolista que, dicho por los que lo han entrenado, necesita mucho cariño para rendir, recibió todo lo contrario. Tampoco se encontró cómodo en su esquema, donde actuó principalmente por las bandas y no por dentro, donde le gusta. No volvió a jugar con el ahora técnico del Tenerife.

Tuvo que esperar a su destitución y la llegada de Pedro Morilla para volver a jugar. El técnico sevillano, en su afán por recuperar la moral de la plantilla, liberó de su castigo a todos aquellos que no contaban para Oltra, como Antonio Puertas. Le salió bien la jugada a medias, pues logró una reacción del almeriense y de Espinosa, autor del gol de la victoria en su debut frente al Numancia. Sin embargo, aquello tuvo un efecto efímero, pues pocas jornadas después ambos volvieron al estado previo, sin apenas aportar a un equipo que por entonces ya se había dejado llevar por las circunstancias. Puertas terminó la temporada jugando 19 partidos, de los que únicamente en seis fue titular. No logró ni un solo gol.

Ahora está viviendo un momento complicado a nivel personal, ya que ha bajado su rendimiento de un tiempo a esta parte. Diego Martínez ha rotado al de Benahadux con Alejandro Pozo y, sobre todo, con Fede Vico. Sabe que en el mercado de invierno el club procurará traer algún refuerzo en su zona de influencia y deberá ponerse las pilas para no vivir unsa situación similar a la de la temporada anterior, pese a que Diego Martínez está demostrando tener una mayor sensibilidad con sus jugadores.

Oltra tampoco atraviesa un momento dulce precisamente. Desde que se hizo cargo del Tenerife en la jornada sexta ha logrado tres victorias, cinco empates y cuatro derrotas. Su equipo está a tan solo un punto del descenso.