Última hora del mercado de fichajes: Gonalons cada vez más cerca