Recordatorio

Rui Silva regresa al lugar donde debutó convertido en pieza clave del equipo

Rui Silva regresa al lugar donde debutó convertido en pieza clave del equipo
P.V./GCF

Se entrenó en un partido de Copa resuelto con un 3-0

FRAN RODRÍGUEZ GRANADA

No ha pasado mucho más de un año desde que Rui Silva era un auténtico desconocido para todo aquel aficionado que no hubiera acudido a algún entrenamiento. El portugués adoptó el papel que se le encomendó. El segundo en discordia en la portería del Granada. Sin opciones de sumar minutos de competición real, el luso siguió callado, trabajando silente a la espera de una oportunidad que llegó casi por estas fechas el pasado año.

El Granada tuvo que emprender un viaje a Zaragoza para la disputa de la Copa del Rey. A un solo partido, los rojiblancos cambiaron de once y hasta de piel, jugando de negro y con muchas novedades en el once. Martin Hongla, Iriondo, Licá, Manaj y el estreno de Rui Silva bajo palos.

Buena actuación

El portugués acabó siendo el más destacado de un partido que terminó 3–0. Un marcador que pudo ser más abultado cuando la Copa estaba ya lejos de los granadinistas y el ataque maño buscó hacer más daño. Fueron los primeros 90 minutos de un portero que se destapó felino en varias acciones, seguro en el blocaje y no exento de juego con los pies. El peso de Javi Varas en el vestuario evitó que existiera debate, sobre todo después de un buen partido que el portugués debía contrastar con otras apariciones en los siguientes choques.

La ausencia por motivos personales de Javi Varas en Vallecas y los compromisos ante Huesca, Sporting y Cádiz terminaron de abrirle a Rui Silva la puerta a la titularidad que está disfrutando este curso. No sin fallos puntuales, el guardameta está respondiendo cuando se le necesita. Incluso ha dejado caer ciertas capas que lo ofrecían a la afición como un meta poco comunicativo e inseguro. Nada más lejos de la realidad. Rui Silva llega en su mejor momento a un tramo de la temporada complicado, con los rojiblancos tratando de mantenerse en dinámica y comandando una defensa sólida pero no infranqueable.

El portero callado que debutó hace un año sin hacer ruido es ahora pieza clave en el día a día y en la filosofía de los de Diego Martínez. Rui Silva regresa a La Romareda, al vestuario en el que escuchó por primera vez su nombre entre los once titulares, algo ahora rutinario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos