Granada CF

Rodri niega un insulto racista a Bela y denunciará «atentar a su honor»

Disparo cruzado de Rodri frente al Albacete. /PEPE MARÍN
Disparo cruzado de Rodri frente al Albacete. / PEPE MARÍN

Rei Manaj recibe el alta hospitalaria y regresa a Albacete tras el susto, que 'se queda' en una fractura en la nariz

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

El Albacete Balompié anunció en la mañana de ayer que después de someterse a una batería de pruebas y de pasar la noche en observación, el delantero albanés Rei Manaj había recibido el alta en el hospital del PTS de la capital granadina y podía regresar a Albacete.

El punta permaneció en el centro hospitalario durante toda la noche del viernes tras retirarse del Granada-Albacete en el minuto 29 de partido con un traumatismo craneoencefálico y facial a causa de un duro golpe en una acción fortuita en la que el atacante quiso disputar un balón por alto con el rojiblanco Germán Sánchez. Desde la entidad albaceteña han informado que el ariete «no sufre daños neurológicos y sí la fractura de los huesos propios de la nariz».

Tras este susto, Rei Manaj queda «pendiente de evolución» y según fuentes oficiales ya ha pedido una máscara para empezar a entrenar con el grupo lo antes posible. Durante esas horas posteriores al partido acudieron al hospital a interesarse por su estado de salud sus ex compañeros del Granada Germán, Víctor Díaz y Adrián Ramos así como el director general de la entidad rojiblanca Antonio Fernández Monterrubio.

El central Germán Sánchez, afectado por ser el otro protagonista de esta desgraciada jugada, declaró a través de su cuenta oficial en Twitter que el golpe «no fue malintencionado ni mucho menos» sino «una acción fortuita» con un compañero «al que le deseo una pronta recuperación». Por su parte, Rei Manaj agradeció a través de un vídeo compartido en redes sociales el apoyo de «todos los aficionados» que se preocuparon por él.

Rodri, apenado

En relación al incidente racista que Ramis, técnico del Albacete, denunció que había sufrido el jugador visitante Jeremie Bela al final del partido -en teoría por parte de Rodri, que fue el rival con el que discutió tras el pitido final- el Granada CF anunció mediante un comunicado que «niega que ningún miembro del equipo se dirigiese con insultos de carácter racista hacia ningún rival». Además, el propio Rodri lanzó otro comunicado en el que afirmó sentirse «muy apenado por las injustas, gravísimas y falsas acusaciones que se han realizado públicamente contra mi persona». El delantero rojiblanco subrayó que es «totalmente falso» que insultara a Bela y apuntó también que sopesa «acudir a los Tribunales de Justicia porque considero que se ha atentado gravemente contra mi honor».