Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta 12 semanas por 1€ de acceso ilimitado y ventajas exclusivas si te suscribes antes del 5 de marzo

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.
Granada CF

Rodri asumirá los galones del ataque ante su exequipo

Rodri celebra un gol con el Córdoba./Diario Córdoba
Rodri celebra un gol con el Córdoba. / Diario Córdoba

El delantero soriano cuajó una buena temporada en el Córdoba, donde marcó una docena de goles y fue vital para la salvación

MANUEL PEDREIRAGRANADA

El delantero rojiblanco Rodri Ríos regresará el viernes a un estadio que conoce bien y donde los números dicen que fue feliz e hizo feliz a los entonces suyos. Rodri (Soria, 1990) fue el delantero centro del Córdoba, próximo rival del Granada, en la temporada 2016/17. Su paso por el club cordobesista fue fructífero, con una docena de goles repartidos entre la competición liguera y la Copa del Rey –el Córdoba cayó en octavos de final–, a lo largo de 3.090 minutos entre las dos competiciones.

En el Granada le ha tocado desempeñar un rol distinto, más secundario hasta el momento, pero cuenta con muchas opciones de ser titular el viernes después de que Adrián Ramos viera la quinta amarilla y causara baja automática para ese encuentro. Rodri sólo ha salido desde el principio en cinco partidos con Diego Martínez, un técnico con quien coincidió durante el paso de ambos por la cantera del Sevilla.

Ha acumulado esta campaña poco más de 600 minutos de juego, incluyendo el partido copero frente al Elche. Su registro goleador se reduce a dos tantos. Estrenó su cuenta precisamente ante el Córdoba en Los Cármenes (4-2). Anotó el último tanto rojiblanco en el minuto 90, a pase de Adrián Ramos, cuando sólo llevaba diez minutos sobre el césped. Su segundo gol llegó en la decimocuarta jornada en el partido frente a Las Palmas, a domicilio, e igualmente tras salir desde el banquillo a diez minutos del final.

El momento más feliz

Fue el momento más feliz para el ariete soriano pues aquel tanto significó el empate en un partido en el que los locales se adelantaron dos veces. Desde entonces, mediados de noviembre, no ha vuelto a mojar, aunque tampoco ha dispuesto de muchas oportunidades. Sólo fue titular en el primer partido del año, ante el Albacete en Los Cármenes, y por la tardía incorporación de Ramos tras el parón invernal.

Después siempre ha intervenido en el último tramo de las segundas partes y cuando el equipo necesitaba marcar para no salir derrotado, como ocurrió en Pamplona y el domingo pasado. A Rodri se le ha visto con ganas de agradar, quizás demasiadas, y ese punto ansioso ha jugado en su contra para representar una alternativa de garantías a Adrián Ramos, hasta ahora indiscutible.

Sin embargo, su paso por el Córdoba, su penúltimo club antes de fichar por el Granada, habla de un delantero con unos números interesantes. Fue titular en 32 partidos de liga, y aunque cayó al banquillo en el último tramo de la competición, participó en 40 de los 42 encuentros. Fue una de las claves de la salvación cordobesista.

Con todo, no renovó y se marchó a la Cultural Leonesa, donde calcó los números de la campaña anterior. Jugó 40 partidos (37 como titular) y en poco más de 3.300 minutos anotó once goles. El descenso de los leoneses llevó a Rodri a buscar otro destino en el fútbol provisional y así recaló en el Granada CF, cuya afición le tiene fe y le espera. El viernes tiene la oportunidad de devolver esa confianza ante su exequipo.

 

Fotos