Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta 12 semanas por 1€ de acceso ilimitado y ventajas exclusivas si te suscribes antes del 5 de marzo

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.

A su ritmo

El Deportivo es un obstáculo mayor y la filosofía de juego debe ser la misma

A su ritmo
RAMÓN L. PÉREZ
VÍCTOR M. ROMEROGRANADA

El Granada tiene que seguir a su ritmo. Y sin importarle los antecedentes, la entidad del rival de turno o los últimos percances sufridos desde que se reanudara la competición en 2019. El balance de puntos y resultados de la segunda vuelta no se corresponde con el juego exhibido por el equipo que comanda Diego Martínez.Muchos empates para recompensas insuficientes por los méritos, partidos condicionados por distintos motivos, léase la expulsión de San Emeterio o la lesión de Montoro. Al cuadro rojiblanco no se le puede achacar ni falta de actitud ni capacidad. El Granada se lo curra, eso es evidente. Han sido circunstancias desfavorables. Un error puntual les dejó sin premio en El Sadar, hay que eliminar dramatismo al despiste de un chaval que cumplió con su cometido en la primera oportunidad 'seria' de la campaña que se le presentaba.

Al margen de los fallos que se hayan cometido, existe la sensación de que el Granada ha perdido parte de su creatividad y brillo. El talento no desaparece de la noche a la mañana, pero la frescura y la necesidad de recambios y rotaciones que no bajen el nivel se empieza a acusar. Montoro se ha convertido en una pieza vital, algo impensable durante la pasada liga. Al moverse la bola con menos criterio y continuidad, decaer la profundidad y los pases al hueco, la circulación y asociación, los cambios al lado débil de la defensa contraria... Adrián Ramos se ha convertido en una isla desasistida durante las más recientes confrontaciones. El colombiano se pelea solo ante el peligro y así es complicado marcar goles.

Sabíamos que el liderato era algo anecdótico porque dos tropiezos te llevan a la quinta o sexta plaza dada la igualdad reinante. El Dépor es un obstáculo mayor pero tampoco será un fracaso no tumbarlo si la filosofía es la misma. Crear fútbol con humildad. Que el Granada continúe a su ritmo.

 

Fotos