Granada CF

Resumen del 2018: Abril

Formación del Granada en Lorca, en un partido con 600 aficionados rojiblancos en las gradas. //J.M. BALDOMERO
Formación del Granada en Lorca, en un partido con 600 aficionados rojiblancos en las gradas. / /J.M. BALDOMERO

Pedro Morilla, que había sido promocionado al primer equipo el mes anterior, fue cesado a finales de abril porque el Granada no ganó ninguno de sus cinco partidos de Liga de este mes

ANTONIO NAVARRO GRANADA

El 2018 llega a su fin y desde Canal Rojiblanco hemos elaborado un completo repaso a la actualidad del Granada CF durante los últimos doce meses. Así transcurrió el mes de abril:

Reaparición de defectos que parecían extirpados

El Lorca-Granada de la jornada 32 era un estímulo para los granadinos porque se enfrentaban a un rival desahuciado tras 16 jornadas sin ganar. Sorprendentemente, el Granada volvió a hacer aguas en defensa pese a que ese problema parecía definitivamente solucionado y cayó derrotado por 3-2 en el campo del colista.

En la siguiente jornada los rojiblancos no pasaron del empate en casa ante el Osasuna de Diego Martínez (1-1) y salieron de la zona de promoción de ascenso, un lugar que no volverían a pisar en las últimas jornadas del campeonato.

Dos empates, dos decepciones

En la jornada 35 el Granada visitó el campo del Sevilla Atlético y, a pesar de que el filial hispalense tenía pie y medio en Segunda B, los futbolistas rojiblancos completaron uno de los peores partidos de la temporada (0-0). El enfado de la afición fue mayúsculo, aunque al menos quedaba el consuelo de que la estrella del equipo (Machís) terminaba de cumplir sanción y ya estaría disponible en el encuentro de la siguiente jornada.

Esa cita en el calendario ante otro rival de la zona baja, la Cultural Leonesa, tampoco fue aprovechada por el Granada de Morilla, que se adelantó 2-0 y 3-1, pero que acabó cediendo dos puntos en el tiempo de descuento (3-3 final). El puesto de Morilla comenzó a correr serio peligro tras tres empates consecutivos.

Huracán Huesca

El técnico rojiblanco tuvo que jugarse el puesto en El Alcoraz ante la SD Huesca, uno de los equipos más en forma del campeonato. El Granada ya empezaba a dar por buenos los puestos de promoción de ascenso, pero necesitaba imperiosamente un triunfo en un campo embarrado tras el diluvio que cayó en las horas previas al partido.

El Granada se adelantó con un gol de Adrián Ramos, pero el Huesca respondió como un huracán: marcó dos goles antes del descanso (obra del 'Cucho' Hernández y de Melero), mantuvo el marcador favorable en la segunda mitad (2-1 final) y acabó con el ciclo de Pedro Morilla, que fue muy breve y también muy intenso (1V-3E-2D).

Desde un sector de la afición al técnico se le achacó su falta de experiencia en el fútbol profesional, así que el Granada se la jugó con un nuevo cambio en el banquillo y contrató para las últimas cinco jornadas de Liga a un entrenador curtido en mil batallas: Miguel Ángel Portugal.