Exrojiblanco

El reencuentro frustrado de Marcelo Djaló con el Granada

Marcelo Djaló defiende de cerca al sportinguista Djurdjevic. /LaLiga
Marcelo Djaló defiende de cerca al sportinguista Djurdjevic. / LaLiga

Íñigo López también está en el equipo extremeño, pero no pudo ser inscrito finalmente y no podrá solucionar a Sabas el problema en defensa

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

El Granada se enfrentará el próximo domingo (a las 18.00 horas)al Extremadura, un recién ascendido al que ya encaró en la pretemporada recién terminada. Entre sus filas, no en aquel encuentro amistoso de Marbella sino ahora, está un exrojiblanco. Se trata del central de ascendencia bisauguineana Marcelo Amado Djaló. Sin embargo, el conjunto rojiblanco no tendrá que temer la denominada 'Ley del ex', pues Djaló no estará en el verde al cumplir sanción por haber sido expulsado en El Molinón. El Sporting estaba apretando y el central vio la primera amarilla en una acción que mereció la advertencia. Mucho más protestada por los azulgranas fue la segunda, en un balón aéreo que Marcelo no pudo ganar y tras el que se vio obligado a retener al sportinguista Djurdjevic. Aunque la acción fue en la línea que divide los dos campos, el árbitro enseñó al central la segunda amarilla por frenar el contragolpe.

Marcelo Djaló nació en Barcelona hace casi 25 años (los cumplirá en poco más de un mes) y su envergadura lo llevó a formarse como central en el fútbol base. Llamó la atención de l Real Madrid, que lo incorporó a su 'Fábrica' . En la cantera blanca permaneció hasta que acabó su etapa de juvenil y el Badalona lo fichó para que se estrenara, como sénior, en su Cataluña natal. Tras un año jugando en el equipo badalonés, Djaló recaló en el Granada para jugar en su filial, por aquel entonces Granada 'B'. En su primera temporada como nazarí no tuvo demasiado protagonismo, aunque el próximo año cambiaron las cosas y jugó hasta 19 encuentros con el filial y debutó con el primer equipo. Fue en la Copa del Rey cuando Caparrós echó mano al defensa y lo alineó ante el Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán. Ya por aquel entonces lo había fichado la Juventus de Turín para tener controlado a la espigada torre defensiva de la cantera rojiblanca, cediéndolo un año más al equipo dirigido por Aguado.

El año siguiente seguiría vistiendo de rojiblanco, pero no sería en Granada sino en Cataluña. La 'Vecchia Signora' lo cedió nuevamente pero al Girona de Segunda, donde fue frecuente verle en el banquillo. En pos de avanzar, Marcelo Djaló acabó en el UCAM Murcia y posteriormente en el Lugo, sitios donde no terminó de cuajar. Aún así, el equipo gallego creyó en él y la siguiente temporada lo adquirió en propiedad, jugando la siguiente temporada un total de 26 partidos. Esa confianza le reportó al Lugo casi un millón de euros. Esto fue lo que pagó el Fulham inglés por él tras su buen final de campaña en el Anxo Carro. Sin embargo apenas jugó más de siete encuentros y fue descartado cuando el equipo británico obtuvo el billete a la Premier League.

Sabas cuenta con él desde el pasado 15 de julio, cuando la secretaría técnica del Extremadura alcanzó el acuerdo de cesión por el exrojiblanco. Djaló se ha hecho ya providencial en la retaguardia extremeña, disputando los 90 minutos ante el Real Oviedo y el Deportivo de La Coruña, pero su expulsión en Gijón frenará momentáneamente su aportación al equipo azulgrana y echará por tierra su reencuentro con el Granada, aquella etapa fugaz en la que destacó hasta acabar en la Juventus primero y en con un ascenso a la Premier más tarde.

Problemas en defensa

La baja de Djaló alivia al Granada, algo acostumbrado en su historia reciente a ser ajusticiado por aquellos que estuvieron en el seno rojiblanco con anterioridad, y multiplica los quebraderos de cabeza de Juan Sabas. El entrenador del recién ascendido está luchando contra viento y marea para que su equipo se adapte pronto a una categoría exigente. Tardaron en llegar los refuerzos y ahora las sanciones y lesiones dejan en cuadro a su defensa para recibir a un Granada que llega con muy buenas sensaciones tras vencer al Osasuna.

A Marcelo Djaló le supliría Borja García. De hecho así fue en El Molinón. Sabas metió al central para cubrir el hueco que se creó en el corazón de su retaguardia con la expulsión del exrojiblanco. Por desgracia, en una jugada totalmente limpia, Borja García saltó para ganar un balón de cabeza y al caer se lesionó. La expresión del jugador al caer en el césped sobre su pie ya hacían indicar que no era pequeña la avería producida en su tobillo o su rodilla. Ayer se confirmaba la gravedad de la lesión. García presenta una fractura del maleolo externo y el ligamento deltoideo del tobillo, y estará apartado varios meses de los terrenos de juego.

El otro central, avatares del destino, también es un exrojiblanco. Se trata de Íñigo López, componente de la plantilla que ascendió a Primera. El jugador fue liberado por el Huesca y recaló en el Extremadura. Sin embargo, llegó el fin del mercado sin que el equipo azulgrana pudiera inscribir a Íñigo López y no estará disponible hasta enero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos