Segunda B

El Recreativo se atasca en casa y no puede con el Atlético Sanluqueño

Jean Carlos porfía con un rival durante el partido ante el Atlético Sanluqueño. /P. V. / GCF
Jean Carlos porfía con un rival durante el partido ante el Atlético Sanluqueño. / P. V. / GCF

Los granadinos fueron mejores en el primer tiempo e inferiores en el segundo pero mantienen la racha con las tablas

ANTONIO NAVARROGRANADA

No fue una mañana sencilla para los futbolistas del Recreativo Granada y del Atlético Sanluqueño. El frío y la lluvia acompañaron a granadinos y gaditanos en una Ciudad Deportiva más vacía de lo que viene siendo habitual por el alto riesgo de contraer un catarro que decidieron asumir los alrededor de ochenta aficionados que se dieron cita en la instalación de la Carretera de Alfacar.

A pesar de que el campo estaba algo pesado por la intensa lluvia que cayó durante gran parte de la mañana, el césped no se levantó y, al menos, la lucha por los tres puntos tuvo lugar en un terreno de juego en buenas condiciones, sin nada de barro.

El inicio del duelo mostró un patrón de juego al que ambos contendientes se agarraron durante los cuarenta y cinco minutos exactos que duró la primera mitad: un Recreativo Granada dominador, que intentaba construir y buscarle las cosquillas a su rival con el balón en los pies y un Sanluqueño contragolpeador, aplicado en tareas defensivas y rápido en las transiciones, aunque impreciso en los últimos metros.

Andrés García fue el primero en darle algo de vida al encuentro con un disparo lejano que botó en el césped y que acabó creándole más problemas de los esperados al guardameta Diego García, que logró atrapar el balón en dos tiempos.

Los rojiblancos siguieron buscando la manera de dañar a su rival, pero el equipo de Rafael Carrillo traía la lección bien aprendida de casa y no concedió espacios al filial rojiblanco en las inmediaciones de su área. Tan solo Nacho Buil con un disparo alto tras un centro raso de Jean Carlos desde la izquierda (m. 32) estuvo cerca de adelantar a los de Pedro Morilla, más vigilados que nunca.

Del Sanluqueño en ataque poco se supo por sus continuas imprecisiones y también por el buen hacer de los defensas rojiblancos, a los que posiblemente se podría calificar como los mejores jugadores del partido. No obstante, el equipo de Sanlúcar de Barrameda tiene un comodín en su baraja que puede desequilibrar cualquier duelo. Abel Gómez volvió a demostrar que sigue siendo un jugador diferencial en las jugadas a balón parado y un lanzamiento de esquina que puso al primer palo de la portería local fue cabeceado fuera por Álex Cruz, aunque hubo quién llegó a ver el balón dentro porque el atacante blanquiverde envió el esférico al lateral de la red desde una posición muy privilegiada.

En la reanudación el equipo visitante salió mucho más despierto que el filial rojiblanco y Oriol rozó el 0-1 en un mano a mano con Lejárraga, al que superó por alto, aunque el balón terminó saliendo por línea de fondo. Aún más clara fue la oportunidad que los gaditanos fabricaron cuatro minutos más tarde. Un saque de esquina cabeceado por Quesada obligó a Lejárraga a volar para evitar el tanto visitante, el balón quedó muerto en el área y lo que había sido la mejor intervención del partido se convirtió en la triple parada del choque, pues el cancerbero del Recreativo Granada se multiplicó para evitar que, en mitad de un mar de piernas, el balón acabase entrando en su portería.

El ritmo del partido poco a poco fue decayendo y los cambios de los entrenadores no surtieron el efecto deseado, siendo ambas escuadras conocedoras de la importancia que tenía el punto amarrado y arriesgando lo mínimo en los últimos minutos ante el miedo de perder el botín que tenían en sus manos. Al Recreativo la igualada le supo a poco, pero se puede afirmar que el empate fue un resultado justo y que la racha de partidos sin perder del equipo granadino aumenta. Ya son seis jornadas que lleva sin conocer la derrota.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos