Segunda B

El Recreativo se ahoga en una primera media hora fatídica ante el Badajoz

Juancho toca el balón con el interior de la bota derecha en el partido de ayer contra el Badajoz. /PEPE VILLOSLADA / GCF
Juancho toca el balón con el interior de la bota derecha en el partido de ayer contra el Badajoz. / PEPE VILLOSLADA / GCF

El conjunto extremeño aprovecha que es mejor que el granadino en los primeros minutos del partido y consigue una ventaja que administra bien en la segunda parte

ANTONIO NAVARROGRANADA

Salió dormido al campo el Recreativo Granada en su último partido de Liga ante el Badajoz y lo pagó caro. El filial rojiblanco fue un equipo irreconocible en la primera media hora de un partido en el que el conjunto pacense estrenaba entrenador y los jugadores visitantes lo dieron todo para agradar a su nuevo técnico, cuyo futuro está en el aire porque el club extremeño no ha confirmado su continuidad.

Con independencia de la situación de Miguel Espejo, el actual técnico del Badajoz tras el cese de Patxi Salinas, el Recreativo no convenció a nadie en un primer acto funesto en el que acabó retirándose a la caseta perdiendo por 0-2.

El nivel de intensidad de un equipo y de otro estuvo a años luz durante los primeros minutos del encuentro. El Badajoz encontró la manera de hacer trabajar a Lejárraga a los 26 segundos de partido, cuando el meta granadino tuvo que salir a despejar un peligroso centro desde la izquierda. Continuó el dominio extremeño y Cidoncha estuvo cerca de convertirse en el primer goleador de la mañana con un disparo desde fuera del área que se envenenó tras tocar en un defensa, marchándose el esférico muy cerca del poste de la portería local (m.7). El tercer aviso de los extremeños fue mucho más importante en el devenir del encuentro. El Recreativo volvió a ser víctima de una jugada de estrategia al no defender con corrección una falta ejecutada en la frontal del área y dirigida a César Morgado, que tuvo tiempo de desmarcarse, controlar el balón en el área y fusilar a Lejárraga (0-1).

El filial granadino intentó reaccionar ante el jarro de agua fría que le estaba cayendo encima pero Juancho, que pudo jugar por disputarse el encuentro al día siguiente de su anterior cita oficial con el primer equipo, no encontró puerta en un peligroso disparo desde la frontal del área. Daba la impresión de que el filial quería desperezarse pero otro gravísimo error en defensa dejó retratado al equipo de Pedro Morilla, que falló en algo tan básico como mantener la concentración. Eder se encontró un balón en el interior del área tras un disparo de un compañero. El punta estaba completamente solo y terminó la jugada marcando ante las protestas de la zaga rojiblanca, que le pidió al colegiado un fuera de juego que no vio. En el momento decisivo el trencilla miró a su asistente, mucho mejor colocado, pero ambos decidieron que el tanto debía subir al marcador pese a los lamentos de los defensores locales. El técnico del Recreativo, Pedro Morilla, tomó medidas ante la catastrófica situación -adelantó a Hongla y dejó que Juancho cayese a banda para que Nacho Buil ejerciera de 'falso nueve'- y su equipo pudo maquillar el resultado antes del descanso con dos acciones del citado Buil abortadas en el último momento por la zaga visitante y por el portero Pawel.

En el segundo acto el filial mejoró, pero no fue suficiente. La ventaja de dos goles era una ventaja importante para el Badajoz como para arriesgar en busca del tercero. Esto originó una salida en tromba del filial granadino ante la que el cuadro pacense resistió lo mejor que pudo y un tramo final del encuentro en el que pudo suceder de todo. El guardameta Pawel evitó dos goles cantados de Juancho y de Andrés García en los primeros instantes de la reanudación y con el paso de los minutos el equipo granadino tuvo que arriesgar tanto que José Ángel y David Martín rozaron el 0-3 en dos salidas a la contra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos