Filial

El Recreativo se abona al sufrimiento

Fran Serrano, autor del gol rojiblanco, se dispone a chutar en presencia de Juancho. //P.V./ GCF
Fran Serrano, autor del gol rojiblanco, se dispone a chutar en presencia de Juancho. / / P.V./ GCF

El filial cae ante el Real Murcia en un encuentro en el que su adversario se muestra mucho más efectivo de cara a puerta

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

La nostalgia no es una buena amiga de los equipos de fútbol, pero se ha convertido en una compañera de viaje habitual del Recreativo Granada. El filial rojiblanco compite y hace bastantes cosas bien en sus partidos, pero comete errores que acaban costándole los puntos y que tienen al conjunto granadino viviendo al filo de la navaja desde hace ya varias semanas.

1 Recreativo Granada

Lejárraga, Garrido, Víctor Morillo, Héctor (Paco Torres, m.40), Fran Serrano, Isi (Rubén Sánchez, m.69), Juancho, Andrés García, Ontiveros, Yael (Isma Ruiz, m.56) y Jean Carlos.

2 Real Murcia

Mackay, José Ruiz, Fornies, Armando, Maestre, Juanma (Meseguer, m.85), Manel (Víctor Curto, m.89), Miguel Díaz, Chumbi, Miñano y Josema (Parras, m.72).

GOLES
0-1, m. 20: Chumbi; 1-1, m.34: Fran Serrano; 1-2, m.59: Manel.
ÁRBITRO
Ruiperez Marín (colegio castellano-manchego). Amonestó a los locales Garrido y Andrés García así como a los visitantes Fornies, José Ruiz, Chumbi y Víctor Curto.
INCINDENCIAS
Partido de Liga disputado en la Ciudad Deportiva del Granada ante algo más de 400 espectadores.

En el encuentro ante el Real Murcia el Recreativo volvió a pecar de falta de contundencia en las áreas, algo que normalmente acaba marcando los partidos. El conjunto granadino se queda en el furgón de cola de la clasificación por no poder doblegar a un Real Murcia muy serio, que a pesar de llegar a este duelo después de nueve jornadas sin ganar se adelantó dos veces y logró anestesiar el partido en los minutos finales para alegría de su entrenador, que debutaba en el banquillo, y de los alrededor de 200 aficionados pimentoneros que acompañaron al histórico equipo murciano hasta la Ciudad Deportiva del Granada.

Declaraciones

El inicio del partido fue de tanteo entre ambos equipos, siendo el Recreativo el que más manejaba el esférico aunque la única ocasión más o menos clara la tuvo el visitante Miguel Díaz, que probó suerte con un disparo desde la frontal del área que salió desviado por poco.

Mucho más acertado estuvo Chumbi al recibir en una posición idéntica un balón en el 20 de partido y soltar un latigazo al palo contrario de Lejárraga, cuya estirada terminó siendo insuficiente para atajar el balón (0-1). El delantero murciano, formado en la cantera del Atlético de Madrid y con experiencia en Segunda división, no estaba lo bien cubierto que debía estar y celebró a lo grande un gol muy importante para él puesto que ha estado 18 meses sin poder jugar a causa de una lesión de larga duración.

El Recreativo intentó sobreponerse al varapalo y buscar el empate, pero nuevamente evidenció que depende demasiado de las individualidades de Juancho, que siempre genera ruido pero cuyos socios entran poco en juego. Víctor Morillo se esmeró en no perder su sitio al actuar de carrilero y Jean Carlos lleva varios partidos apagado, no teniendo ningún recambio que mejore su nivel. En ataque Ontiveros entraba muy poco en juego así que resultó sorprendente que, cuando el Murcia parecía estar más cómodo, Fran Serrano logró el 1-1 con un misil desde 25 metros que alojó en la escuadra de la portería de Mackay.

El filial rojiblanco se animó con el tanto marcado y pasó a dominar el juego, aunque no consiguió inquietar al guardameta visitante en los últimos minutos del primer acto. Precisamente antes del descanso Héctor tuvo que retirarse por lesión, una mala noticia en una posición –la defensa– donde el Recreativo Granada añora desde hace ya varias jornadas a los lesionados Antonio Marín y Eliseo y donde también se echa de menos la presencia de Carlos Neva, que se perdió el encuentro de ayer por ir convocado con el primer equipo. Esta nostalgia por los futbolistas que podrían estar y no están se acrecentó al inicio de la segunda mitad, siendo Chumbi el que pudo marcar el 1-2 con un nuevo disparo cruzado que salió rozando el poste (m.52) y siendo Manel el que finalmente celebró el segundo tanto murciano al adelantarse en el primer palo a la zaga rojiblanca tras un centro raso desde la derecha de su compañero Josema.

Con el 1-2 en el marcador Roberto Cuerva dio entrada a dos futbolistas de ataque llamados a agitar el partido: Rubén Sánchez y el juvenil Isma Ruiz, uno de los jugadores granadinos que este año ha podido debutar en Segunda B con el Recreativo Granada. Sánchez participó en la ocasión más clara del filial al poner un balón junto al área pequeña para que Juancho chutara a meta, aunque el meta Mackay respondió con una soberbia parada con la que consiguió desviar el balón a córner.

El resultado acabó marcando los últimos minutos del partido. El Recreativo Granada se fue con descaro en busca del empate, pero la ocasión más clara que tuvo fue un lanzamiento de falta esquinado de Andrés García que el guardameta Mackay despejó de puños lo mejor que supo. El conjunto murciano, demasiado lejos de la zona noble como para preocuparse por la clasificación, se limitó a defender el 1-2 y a dejar su permanencia encarrilada. El Recreativo desearía vivir una situación parecida, pero todo apunta a que va a tener que sufrir hasta el final.