Granada CF

Quique González acaba con la racha triunfal del Granada

Un momento de partido./LOF
Un momento de partido. / LOF

Un doblete del delantero vallisoletano fulmina a un equipo rojiblanco que defendió con orden y acierto hasta que Álex Martínez erró en la jugada que originó el uno a cero

ANTONIO NAVARRO GRANADA

Decía Diego Martínez en la previa del Dépor-Granada que su equipo debía tener cuidado porque cualquier error en Riazor lo podía pagar caro ante un rival «con mucha calidad» y así se demostró en la noche del lunes, en la que los rojiblancos lamentaron su primera derrota de la temporada a la finalización de un encuentro que tenían bastante controlado hasta que Álex Martínez se equivocó con un mal control en el área propia, que se convirtió en la pérdida que originó el penalti que a su vez puso el partido de cara para el conjunto gallego.

2 Deportivo de La Coruña

Dani Giménez; David Simón, Domingos Duarte, Pablo, Saúl; Mosquera, Carles Gil (Fede Cartabia, m.73), Didier Moreno (Edu Expósito, m.60), Vicente; Quique González (Bergantiños, m.90) y Carlos Fernández.

1 Granada CF

Rui Silva; Víctor Díaz, Germán Sánchez, Martínez, Álex Martínez; Fede San Emeterio, Montoro, Vadillo (Juancho, m.82), Puertas; Fede Vico (Pozo, m.62); y Adrián Ramos (Rodri, m.73).

Goles
1-0, m.67: Quique González (de penalti); 2-0, m.77: Quique González; 2-1, m.90: Montoro.
Árbitro
Moreno Aragón (colegio madrileño). Amonestó al local Pablo Marí.
Incidencias
Partido de liga disputado en el estadio Riazor ante 13716 espectadores (cifra oficial).

Hasta que esto ocurrió, bien entrada la segunda parte, el Granada supo sufrir en uno de los estadios más difíciles de la categoría. Diego Martínez repitió el once que goleó la pasada jornada al Rayo Majadahonda, pero el Deportivo es un equipo muy superior al madrileño. Los gallegos se hicieron con el control del juego en una primera parte en la que los dos mediocampistas del cuadro granadino -Montoro y Fede San Emeterio- hicieron un buen trabajo, pero a pesar de su innegable esfuerzo no pudieron evitar que los blanquiazules gozaran de las ocasiones más peligrosas de los primeros cuarenta y cinco minutos: un disparo de David Simón desde la frontal del área que Rui Silva estuvo atento para desviar a córner (m.13) y un remate al palo de Quique González (m.22). Los granadinos intentaron no perder la compostura a pesar de la dificultad del envite y se marcharon al descanso con un meritorio cero a cero en el luminoso.

En la segunda parte se percibió más brío en ataque por parte de los de Diego Martínez, siendo Vadillo el que más cerca estuvo de sorprender a Dani Giménez con un lanzamiento de falta que salió alto. No obstante, en el ecuador del segundo tiempo Álex Martínez controló mal un balón en el área propia y tuvo que barrer a un rival para evitar que se quedase solo en una posición inmejorable ante Rui Silva. El árbitro señaló el punto de penalti y Quique González no perdonó desde los once metros.

El delantero vallisoletano del Dépor tenía hambre después de haberse perdido los tres últimos partidos de su equipo por lesión y aprovechó un buen centro al área de Edu Expósito para anotar el 2-0 con un disparo cruzado ante el que poco pudo hacer el guardameta rojiblanco. El Granada quedó gravemente herido tras ese tanto y, a pesar de los cambios en ataque, los andaluces no movieron el marcador hasta el minuto 90, cuando Montoro ejecutó un lanzamiento de falta desde la frontal del área con precisión quirúrgica (2-1). En el descuento el Dépor consiguió que se jugara lo mínimo posible y que la victoria se quedase en tierras gallegas, por lo que el equipo coruñés y el granadino ahora quedan igualados a 11 puntos en la tabla clasificatoria.

 

Fotos

Vídeos