Granada CF

Quini, ante una nueva ocasión de mostrarse

Quini partirá de nuevo como titular en la banda derecha, tras verse relegado al banquillo a pesar de comenzar bien la temporada. /ALFREDO AGUILAR
Quini partirá de nuevo como titular en la banda derecha, tras verse relegado al banquillo a pesar de comenzar bien la temporada. / ALFREDO AGUILAR

El lateral cordobés será el titular tras la roja que Víctor Díaz vio en Alcorcón y que se saldó oficialmente con un partido de suspensión

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

El lateral cordobés Joaquín Marín, más conocido como 'Quini', verá caer sobre su espalda el reto y la responsabilidad de ocupar la plaza que quedó vacante en la zaga rojiblanca tras la expulsión de Víctor Díaz. El exceso de fuerza, acompañado de un resbalón fatídico, del sevillano desplazó el foco sobre Quini, al que ya se ha visto torear en esa plaza alguna que otra vez. De hecho, el carrilero diestro empezó la temporada a muy buen ritmo, haciéndose con la titularidad gracias entre otras cosas a la situación de baja ocupación con la que contaba Diego Martínez en la demarcación de defensa. Con Víctor Díaz jugando sus mejores partidos como central y José Antonio Martínez aún acoplándose a la dinámica de los nazaríes, Quini se encargó de tapar con acierto la banda izquierda de los ataques contrarios.

A pesar de su buen desempeño, no sorprendió en demasía su vuelta al banquillo una vez Diego Martínez consiguió ajustar su zaga recolocando a Víctor Díaz en su natural banda diestra. Quini no pasó del verde al ostracismo ni a la grada. De hecho, el cordobés sigue siendo uno de los más utilizados. Ese jugador que, además de aportar cierto carácter incisivo a la banda del Granada, ha conseguido acumular efectivos defensivos en las bandas, una enclave poderoso en la categoría de plata.

Su entrada ha impuesto en ciertos partidos un cambio de sistema, llegando a verse una defensa de cinco en la que Quini actuaba de carrilero y Víctor Díaz volvía al eje de la zaga. Ante el Almería, y en ausencia de Víctor Díaz, el cordobés diestro estará en principio de nuevo en el once inicial de los rojiblancos. Con la difícil misión de hacer frente a un equipo en buena dinámica y la sombra, aún alargada a pesar del tropiezo en Santo Domingo, de un Víctor Díaz que combina sacrificio defensivo, altura en las jugadas de pizarra, proyección en ataque y regularidad.

Diferente es la situación en la banda contraria, en la que el bajón de rendimiento de Álex Martínez no ha conllevado un peligro real para el canterano bético, pues Adri Castellano está aún adaptándose a su nueva realidad, la de jugar en Segunda y, recientemente, lesionarse de relativa gravedad para las siguientes ocho semanas como poco. Quini, que ya contó con periodos de gozosa titularidad en el pasado curso, sigue mientras tanto apretando las tuercas a Víctor Díaz.

La polivalencia del sevillano, además, da alguna esperanza más lúcida de minutos a Quini. Y es que en cualquier momento de bajo rendimiento, la pareja de centrales, Germán y José Antonio Martínez en este momento, podría llevar a un movimiento de piezas en la que el primer aspirante a vestir de corto desde el minuto uno es el lateral natural de la ciudad califa. El reto, hacer que la ausencia de Víctor Díaz pase desapercibida, es tan exigente como el reto colectivo de vencer y convencer, de nuevo en casa, al Almería tras encadenar la segunda derrota consecutiva en el calendario liguero. La pista parece despejada momentáneamente para Quini, que debe responder a la llamada de Diego Martínez y demostrar que, como dice el pontevedrés, todos son importantes y deben estar preparados para defender la camiseta rojiblanca horizontal en cualquier momento que el duro maratón de la Segunda división lo requiera. Lo que está seguro es que, con confianza, prudencia y valor, Quini está ante una nueva oportunidad de mostrarse.

Sólo el sábado

El lateral titular al que Quini tendrá que suplir recibió ayer la noticia de que su roja directa recibirá finalmente un sólo partido de suspensión. El Granada tenía el temor de que fuese algún partido más, aunque el Comité Arbitral ha decidido que la expulsión acarree una sola cita de baja, la del conjunto granadinista este sábado ante el Almería. El club no va a recurrir la decisión ante el Comité de Apelación.

El equipo volvió a entrenar ayer sin bajas, más allá de la de Rico, que trabajó sobre el césped al margen, y Adri Castellano, aún lesionado. Por otro lado, Diego Martínez contó con dos jugadores del filial de Pedro Morilla para completar la zaga en una exigente sesión matinal, los defensas Antonio Marín y Carlos Neva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos