Granada CF

Los mismos puntos en casa que como forastero

Pozo apura su carrera para llegar al balón por la banda derecha/Agencia LOF
Pozo apura su carrera para llegar al balón por la banda derecha / Agencia LOF

El Granada es el mejor visitante de la categoría, tras vencer en Tarragona, con 17 puntos, los mismos que ha obtenido en Los Cármenes

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

El partido del Granada en Tarragona fue, a buen seguro, de los peores en lo que va de temporada. El equipo se amparó en la misma eficacia que mostró una semana antes en La Rosaleda, pero sufrió mucho más para mantener la situación en orden a sus intereses. De hecho, tras varias semanas 'castigado' por malos arbitrajes que jugaron en su contra, esta vez le tocó salir beneficiado en el Nou Estadi, donde le anularon un gol legal a Uche en la segunda parte por fuera de juego previo de Manu Barreiro que no era. Un latigazo de Pozo en un contragolpe perfectamente ejecutado fue suficiente. Tocó sufrir mucho para mantener una victoria, sobre todo en una segunda parte sin nada que llevarse a la boca en el aspecto ofensivo.

Dicho lo cual, venció, que era de lo que se trataba. Este triunfo le vuelve a situar líder provisionalmente. También confirma que el conjunto rojiblanco es igual de fiable como local que cuando tiene que jugar de visitante. Con los tres puntos logrados en tierras catalanas ya suma 17 puntos a domicilio, una cifra extraordinaria que le sitúa como el mejor foráneo de la categoría. Cinco victorias en nueve partidos lejos de Los Cármenes demuestran la regularidad de este equipo en el presente curso. A ellos suma dos empates y tan solo dos derrotas, que llegaron en los dos campos más complicados del momento: La Coruña y Alcorcón. Venció incluso en Málaga, donde nadie lo había hecho hasta entonces.

Solo el Albacete había sumado lo mismo hasta ahora que los rojiblancos como foráneo, 14 puntos, pero al jugar el Granada dos jornadas consecutivas lejos de casa ha podido adelantarle con un partido más. Doce goles ha conseguido el conjunto de Diego Martínez en esos nueve encuentros a domicilio, en los que ha encajado siete tantos.

La prueba de la extraordinaria trayectoria del conjunto granadinista jugando lejos de su afición es que fuera de Los Cármenes ha obtenido los mismos puntos (17) que dentro, eso sí, con un partido más. Las claves de este gran bagaje están siendo la seriedad defensiva, la gran pegada que está exhibiendo y ese punto de suerte necesario para que los objetivos se cumplan al final de la temporada.

Dos más en 17 jornadas

El gran batacazo de José Luis Oltra en el Granada, quizá con una salida precipitada a pesar de todo, se debió a los malos números del equipo lejos de casa. Acabó la temporada con tres victorias a domicilio en veintiún encuentros, dos menos que las obtenidas hasta la fecha con solo diecisiete jornadas cumplidas en total y nueve fuera de Los Cármenes. Venció en Alcorcón (1-2) y Soria (1-3) en las jornadas 7 y 11. Desde entonces y hasta la jornada 27 no volvió a ganar como forastero. Entonces remontó en Córdoba en lo que supuso el único triunfo de visitante en toda la segunda vuelta. Luego, con Pedro Morilla y Miguel Ángel Portugal tampoco logró maquillar esos nefastos números. Empató seis y perdió trece en total, un bagaje muy pobre para aspirar a jugar, al menos, el 'play off'.

En algunas ocasiones faltó suerte, en otras pegada en el área rival y contundencia en la propia. En muchas oportunidades pecó de falta de personalidad y valentía, algo difícil de encontrar en la categoría cuando un equipo no actúa arropado por su hinchada.

La sensación de equipo compacto con las ideas muy claras acompaña al Granada de Diego Martínez desde que comenzó la temporada. Ofreció una actitud algo más contemplativa en la primera parte del encuentro en Riazor. Ayer en Tarragona no dio tanta sensación de dominio de la situación como en otras ocasiones. Admitió Diego Martínez que faltó precisión y control. Pero se compitió, como siempre.

 

Fotos

Vídeos