La Resaca

Una prolongación de la pretemporada

Felipe Segura y Dioni García, del cuerpo médico del Granada, atienden a Puertas tras llevarse un pelotazo involuntario de José Juan, que observa la escena. /J. M. B.
Felipe Segura y Dioni García, del cuerpo médico del Granada, atienden a Puertas tras llevarse un pelotazo involuntario de José Juan, que observa la escena. / J. M. B.

La seguridad defensiva y la falta de automatismos en ataque han marcado la preparación estival del Granada y se notaron en el arranque liguero

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

1. Si no fuera por la parafernalia y la expectación que rodean a un partido oficial, cualquiera viendo el Elche-Granada hubiera pensado que era pretemporada. Fue una prolongación del amistoso veraniego ante los ilicitanos resuelto también con un 0-0 y un patrón similar en cuanto a virtudes y defectos de los actuales rojiblancos.

2. Mostraron su afianzada sobriedad defensiva, sin apenas pasar apuros salvo en un error aislado de Germán a las puertas del descanso y en los minutos finales. También exhibieron esa falta de automatismos en ataque que impidió la creación de más jugadas de peligro y que se ha convertido en la asignatura pendiente de la preparación.

3. Para medir el talento individual hace falta acoplar a los jugadores. Sólo Adrián Ramos y Montoro mantienen vigencia entre el ramillete de mediocampo al ataque. Los demás son nuevos, salvo Puertas, que ha encontrado una segunda oportunidad en estas circunstancias. Llevará un tiempo que se funden sociedades estables en la vanguardia, aunque algunos tendrán que elevar el nivel.

4. Si no, sólo quedará encomendarse a que Pozo, que firma hoy, aumente el dinamismo ofensivo. Por ahora no hay visos de que el club traiga más piezas para fortalecer el remate. La dirección fía su suerte a que los que están se complementen. Habrá que ver su versión como locales y si esta opinión varía de aquí a final de mercado.

5. Nadie puede negar que Diego Martínez ha interiorizado la naturaleza del proyecto que dirige, más modesto que el anterior. El técnico gallego sigue los principios básicos de este deporte y lo primero que se ha puesto a depurar son los errores graves atrás, aquellos despistes que se cronificaron y que impidieron despegar al conjunto de la campaña pasada cuando actuaba a domicilio.

6. Se ha esmerado en inculcar atención para construir lo demás desde la seguridad. El Elche disparó una sola vez a puerta y apenas tuvo un puñado de acercamientos. Rui Silva salvó la papeleta sin nerviosismo y la solución de colocar a Víctor Díaz como central no fue ningún parche. Se asentó con eficacia y manejó bien los tiempos en la salida, incluso mejor que Germán.

7. Sin Martínez por lesión, el entrenador dejó en el banquillo a Pablo Vázquez. A pesar de la rectitud de la zaga, la cúpula de mando busca otro inquilino más para completar el corazón de la retaguardia. Es una cuestión numérica, porque sólo hay tres especialistas, pero la urgencia es menor porque, a la postre, proteger la red tiene mucho de concentración y esto no falta, incluidas las acciones de estrategia, que fueron una sangría en el último ejercicio.

8. El asunto que ha de preocupar al cuerpo técnico es la producción en el área contraria. El Granada se decantó de inicio por actuar con un mediapunta aunque por ese enganche pasaron los tres guardaespaldas de Ramos. Puertas salió de la izquierda, Vadillo de la derecha y Vico se ubicó en el centro, pero cambiaron de sitio para generar confusión. Han de mejorar su entendimiento.

9. El Granada empieza la Liga con un 0-0, el mismo resultado con el que arrancó la anterior. Aquella vez también fue con un recién ascendido, el Albacete, aunque en Los Cármenes. Eran tiempos de expectación, pues se había marcado a fuego que el objetivo era el ascenso directo. Nadie podría presagiar tras aquellas tablas lo que sucedería después. Aquella escuadra llegó a tocar el liderato, después se descolgó por su bajo rendimiento en las salidas aunque manteniéndose en la zona de promoción, para luego desplomarse coincidiendo con la destitución de Oltra.

10. Es pronto para definir el camino de este Granada. Como aquel, tiene piezas pendientes. Entonces llegaron Licá, Rey Manaj y se dio de alta a Sergio Peña. Ninguno marcó las diferencias esperadas, ni siquiera el peruano. Ahora se aguarda a que los nuevos sean revulsivos y que los que están evolucionen, sobre todo en la búsqueda del gol. Romper con los topes de la pretemporada porque el 'pre' ya se ha caído y hay que apretar para conseguir los 50 puntos de la salvación cuanto antes. Luego, lo que venga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos