«Al presidente John Jiang le engañaron el año pasado»