Piru y su relación con el Rayo Majadahonda

El primer director deportivo de Jiang volvió a Media Base Sport, que ahora asesora al equipo madrileño. Javier Torralbo negoció con el Granada la llegada del central Martínez, que es de la agencia de Pere Guardiola

Piru Torralbo posa en el transcurso de una entrevista con IDEAL /ALFREDO AGUILAR
Piru Torralbo posa en el transcurso de una entrevista con IDEAL / ALFREDO AGUILAR
Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

Javier Torralbo 'Piru' insiste en que jamás volverá a ser director deportivo de un club tras su amarga experiencia en el Granada. Por ello extrañó que su nombre se relacionara este verano con el Rayo Majadahonda, rival de los rojiblancos este domingo. Pero Piru sólo ha formado parte del asesoramiento que ha brindado al equipo la agencia Media Base Sport, empresa de Pere Guardiola que aconsejó la compra de la escuadra nazarí a John Jiang hace algo más de dos años y a la que Piru volvió un tiempo después de su cese.

Mientras que en el Rayo Majadahonda sólo han dado soporte para la adaptación a la nueva categoría, en Granada la transformación fue absoluta de la mano del propietario chino, al que el proceso de compra se le dilató tras sus primeros contactos en enero. Los bandazos de entrenadores de salarios desorbitados, desde Sampaoli a Jémez, delataron que la planificación vivía más pendiente de un golpe de efecto que de un estudio minucioso de posibilidades.

Aquello arrancó sin director deportivo tras varias negativas. Descartó la oferta Felipe Miñambres, el del Celta. Hizo lo propio alguien más cercano a Guardiola, Quique Cárcel, que gobierna la parcela en el Girona, en el que el hermano de Pep figura como accionista. Al final se llegó a Piru, con fama de buen ojo en las división inferiores del Madrid, pero sin experiencia a este nivel, en un Granada complejo, todo un galimatías por el arrastre del modelo anterior.

Felipe Miñambres o Quique Cárcel rechazaron el puesto que al final asumió el madrileño

¿Quién fue el causante de aquel horror que derivó en el descenso? Unos dicen que Jiang, que prometió en privado una inversión que no pudo canalizar cuando todavía era más sencillo sacar capitales de China. Otros que Guardiola, que debió empezar antes a montar su órgano de confianza y que vendió falsas expectativas a Jémez. Este a su vez hizo listas negras creyendo que le montarían una plantilla extraordinaria, despreciando el valor de la base. En medio estuvo Piru, que cometió errores gravísimos pero que también se tuvo que tragar el desastre generalizado. Todo se fue de madre, no llegó lo que se esperaba y quedó un grupo de jugadores tan exótico que nunca se sintió una piña, como sí empieza a suceder ahora.

Piru no quiere entrevistas, pues se mantiene ajeno a esta vorágine, aunque hace poco tuvo que encauzar una negociación con el Granada. Él ejerció de agente de José Antonio Martínez, el defensa central que pasó por el Barça B y que adquirió el Eibar para luego cedérselo a los rojiblancos. Fue el único fichaje del equipo del que no salió nada a la luz hasta que no se oficializó. Su representante y la agencia mantuvieron la discreción.

El misterio del tope salarial

El Granada es el sexto en la clasificación de los topes salariales de LaLiga 1|2|3, un puesto que le otorgaría disputar la fase de ascenso si se tuviera en cuenta sólo lo económico. Otra cosa es que esté optimizado debido a las cargas del pasado, recientes y anteriores. Corre cierto misterio con los ingresos. La entidad ha sacado tajada de algunos 'ex' que fueron al Mundial y por los traspasos de Krhin, Carcela, Saunier o Joselu, entre otras cosas. A pesar de caer en televisión, no tener patrocinador principal y descender los abonados, el techo de gasto es considerable. Algo cambió aquel fin de semana en el que un viernes no se pudo inscribir a Pozo y el lunes sí, sin que mediaran salidas. Dicen que Jiang ha ayudado, pero no se difunde cómo. El enigma no le ayuda, como pasó con Media Base, aunque Piru y compañía repartan culpabilidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos