Femenino

Pérdida de liderato, vuelta a remar contracorriente

Pérdida de liderato, vuelta a remar contracorriente

El Granada femenino empata a cero en su visita a Córdoba, después de malograr muchas ocasiones

OLEA GRANADA

El Granada no pudo imponerse al Córdoba y sólo logró un punto tras un empate sin goles, en un encuentro que dominó de principio a fin y en el que generó multitud de ocasiones que finalmente no pudo materializar, bien por la gran actuación de Gordillo, guardameta local, bien por la falta de acierto de cara al gol de las rojiblancas, cosechando «uys», fruto de varios palos, y de disparos fuera, uno a puerta vacía. Ahora a las rojiblancas les toca recomponerse y seguir trabajando. No hay tiempo para lamentaciones. No hay ocasión para pensar en lo que pudo ser y no fue. La próxima semana se enfrentan en casa, en el Estadio de la Juventud, a las 12 horas a uno de los colíderes, el Cáceres, en un partido crucial para seguir manteniendo sus aspiraciones.

0 CÓRDOBA CCF

Córdoba CCF: Gordillo, Encarni, Pipaón, Avilés (Elena Fuentes, m. 92), Irene, Martí, Ilenia (Laura, m. 72), Nacha, Medina, Kerly y Pinilla.

0 GRANADA CF

Granada Femenino: A. Romero, Alba Pérez, C. Moreno, White, Urre, Lula, Coronel (Aurora, m. 62), Yurena (Mari, m. 46), Lauri, Ojeda (Elo, m. 73), y Oviedo.

ÁRBITRO:
Cintia Ortiz Gómez. Asistida por Laura Fernández y Zahira López. Mostró tarjeta amarilla a las locales Nacha, Irene y ELena Fuentes y a la visitante Yael Oviedo.
INCIDENCIAS:
Ciudad Deportiva del Córdoba, ante unos 120 espectadores.

Aún quedan veinte jornadas, y lo único que tienen que hacer es seguir trabajando y seguir peleando, ya que todavía no hay nada escrito y afortunadamente este año hay más actores principales en la competición, lo que le da un plus de emoción, y sobre todo de interés a la misma, y de opciones que van más allá de un simple resultado adverso. El que este año esté más competido el campeonato es mejor para las rojiblancas. El dicho de aún queda mucha liga, en estas condiciones, adquiere una dimensión que desde hace años no se veía en el grupo. Se ha perdido una buena oportunidad, no se ha perdido nada aún.

A las 12 empezaba a rodar el balón. Las rojiblancas, desde los primeros minutos, imponían su ritmo de juego y dominaban el encuentro. El equipo cordobesista, dirigido por Antonio Serrano, se encerraba atrás, conteniendo el vendaval rojiblanco, y sólo pudiendo achicar balones cercanos al área en muchos compases del encuentro.

Las rojiblancas habían conseguido botar dos córners antes del primer cuarto de hora. El encuentro se disputaba prácticamente en el campo verdiblanco y las locales sólo inquietaban al Granada en pocas ocasiones, saliendo al contragolpe, aunque sin generar un peligro real.

Poco antes de la media hora, White botó una falta muy peligrosa que salvó milagrosamente Gordillo en dos tiempos. Cinco minutos más tarde Oviedo tendría una ocasión clarísima en sus botas, pero el balón desgraciadamente saldría fuera.

La ocasión más clara de las locales llegaría a cinco minutos del final, con una jugada a balón parado, aunque Pinilla la enviará fuera.

El segundo tiempo, más de lo mismo. Incapacidad de romper la igualada, pese a contar con múltiples ocasiones, algunas muy claras. El mister visitante introdujo cambios. Mari salía por Yurena, Aurora por Coronel y Elo por Oviedo, pero la igualada no se pudo romper. Diez minutos antes del final, Aurora estrellaba un balón en el palo. Cuando casi se cumplía el tiempo, la portera Gordillo, tenía que ser atendida. En una gran parada se estrellaba contra el poste y los servicios médicos tenían que entrar. Esto terminaría con cinco minutos de añadido en los que el Córdoba plantó el autobús en la puerta.

Al finalizar el encuentro la zaga local lo celebraría cómo si de un triunfo liguero se tratase, ya que parecía milagroso el resultado. Un punto de oro para las locales, mientras que para las visitantes pesa como el plomo y las lleva hasta la tercera posición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos