Granada CF

Los peligros de un desahuciado que le ha ganado a Osasuna y Albacete

Fede San Emeterio, en el partido de la primera vuelta ante el Nástic./LOF
Fede San Emeterio, en el partido de la primera vuelta ante el Nástic. / LOF

El Nástic está a once puntos de la salvación pero ha sido capaz de sumar ante equipos punteros

MANUEL PEDREIRAGRANADA

En una competición virtual gestionada por computadoras en la que la estadística y los números mandaran, el Granada sumaría sin sudar los tres puntos del próximo domingo. Diego Martínez podría alinear a sus suplentes habituales, a jugadores del filial o hasta a futbolistas del prometedor juvenil que entrena Rubén Torrecilla. Se enfrentan el tercero por arriba con el tercero por abajo. Un equipo que pelea en firme por ascender a Primera recibe a otro que está al borde del desahucio, a un paso de dar con sus huesos en Segunda B. El pronóstico, por tanto, no debería ofrecer ninguna dificultad. Victoria holgada del Granada y a otra cosa.

Sin embargo, el fútbol dista mucho de ser una ciencia exacta y la Liga 123 se asemeja muchos domingos a la pintura de un surrealista. El Nástic de Tarragona, ese conjunto moribundo que bracea a once puntos de la permanencia, le ha ganado esta temporada a Osasuna y Albacete. Nada más y nada menos que a los dos equipos que ahora ocupan los puestos de ascenso directo. A los pamploneses les derrotó en casa por un gol en la quinta jornada de liga.

El Nástic, que el curso pasado salvó la categoría no sin ciertos apuros, comenzó esta campaña con mal trazo. A un empate le siguieron tres derrotas y fue precisamente frente al Atlético Osasuna cuando sumó su primer triunfo. Manu del Moral, que el mercado invernal se marchó al Rayo Majadahonda, fue el autor del único tanto del encuentro, en el minuto 78. El triunfo de los tarraconenses sobre el Albacete es más reciente. Data de la jornada 29 y el choque se resolvió a favor del Nástic en el tiempo añadido gracias a un tanto de penalti marcado por Sadik.

El próximo visitante de Los Cármenes solo ha ganado un partido fuera de su estadio (Extremadura, 0-1) pero su balance contra equipos situados en la primera mitad de la tabla debe ser, cuando menos, tenido en cuenta. No hay que irse muy lejos. En la pasada jornada empató frente a un Sporting lanzado en pos del sexto puesto. También ha conseguido salir indemne de sus visitas a estadios tan díficiles como el Ramón de Carranza y Riazor, cuyos propietarios fueron incapaces de derrotarle. 1-1 en ambos casos.

Su puesto en la tabla, con 35 jornadas a las espaldas, no engaña a nadie y algunos de sus registros son paupérrimos, como los cinco goles que ha marcado en 19 encuentros como visitante y que le sitúan como último en esa clasificación, a mucha distancia del penúltimo. Sin embargo, bien haría el Granada en alejar cualquier tentación de placidez en el duelo del domingo porque la liga y el propio Nástic han demostrado que la relajación se paga con pérdida de puntos.

PINCHE AQUÍ PARA CONSEGUIR ENTRADAS PARA EL GRANADA-NÁSTIC A BUEN PRECIO.