El peligro de la siesta

El peligro de la siesta
FERMÍN RODRÍGUEZ
Víctor M. Romero
VÍCTOR M. ROMEROGRANADA

La salida del Granada a 'Tabarnia' puede emborracharle de entusiasmo y la embriaguez deportiva, cuando se produce por un consumo excesivo de euforia, suele provocar falta de atención, aumento de los despistes, desorientación y, en algunos casos, los más extremos, incluso caída. Luego, además, la resaca es severa y cuesta superarla. La 'taberna' de Tarragona desaconseja presentarse en ella con alegría desmesurada, que bien podría estar justificada por la trayectoria del equipo de Diego Martínez en la Liga, el juego exhibido, la alta autoestima de los jugadores, la eficacia del método empleado y los resultados que, aunque no fueron equivalentes a los merecimientos durante las últimas jornadas, se corrigieron en La Rosaleda. El Granada se comportó a su nivel habitual de entrega y compromiso en Málaga. La diferencia es que dispuso de ese pelín de suerte que acompaña siempre a los grupos triunfadores. Fortuna han tenido en la historia la rácana Italia, la robótica Alemania o el archifinalista Real Madrid, con detalles minúsculos que influyen de forma mayúscula en títulos, ascensos o permanencias. El gol de Montoro palió en parte la desgracia de los arbitrajes sufridos ante el Sporting y Las Palmas. Porque a los jueces los incluimos entre las circunstancias y situaciones incontrolables como lesiones, tiros a la madera o rebotes malditos.

El Nástic es el último pero quizá no el peor. En los partidos como el de esta tarde, cuando el Granada sale de favorito, es en los que hay que tener mayor precaución. Sirvan los antecedentes para ser precavidos. El festival goleador del exrojiblanco Ike Uche queda en la memoria rojiblanca de los días nefastos. Es la de hoy una tarde peligrosa. Cita en la sobremesa. Miedo a quedarse dormidos. A la siesta a la que invita la digestión del suculento festín de puntos conquistado. Álex dejará su lugar a Quini durante tres meses. Aquí no hay todavía nada que celebrar ni motivo para relajarse.

 

Fotos

Vídeos