Granada CF

«El partido ante el Granada es como una final»

Cala en el partido que Las Palmas disputó ante el Sporting./D. MORA / EL COMERCIO
Cala en el partido que Las Palmas disputó ante el Sporting. / D. MORA / EL COMERCIO

Cala, que conoce bien al Granada tras su paso por el equipo en 2015, salió en defensa de su técnico en unos momentos difíciles

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

El Granada afrontará el próximo encuentro, el viernes ante Las Palmas (a las 21.00 horas), sabiendo que en las filas contrarias habrá un jugador que conoce bien la idiosincrasia del club rojiblanco. Se trata del zaguero Juan Cala (Sevilla, 1989), que recaló en la entidad nazarí en el mercado de invierno de la temporada 2014/15. Natural de Lebrija, el central se dio a conocer al promocionar con el primer equipo del Sevilla. La falta de minutos en Nervión le obligó a emprender aventuras europeas, aunque no siempre alejado del sevillismo. Manolo Jiménez, su actual entrenador, lo dirigió en el club hispalense y fue el que lo acogió en Grecia cuando Cala firmó con el AEK de Atenas como cedido. Agradecido al que se podría calificar como su 'padre futbolístico', Juan Cala no duda en salir en defensa del entrenador sevillano, pues su destitución podría concretarse si no gana los próximos encuentros. «La rumorología es lo que se mueve hoy en el fútbol, pero es que me sorprende la negatividad que hay con el club. Creo que vendrá precedido de la temporada pasada. El míster tiene el respaldo de la plantilla al cien por cien y también el del presidente. Lo que tenemos que hacer es salir a ganar», comentó ayer en una rueda de prensa previa a su reencuentro con el Granada.

Llegó a Granada en el mercado de invierno de la temporada 2014/15 libre tras estar unas semanas entrenando con el Getafe, con el que no llegó finalmente a un acuerdo. A pesar de su efímero paso por las filas rojiblancas, Cala fue un futbolista que caló en la afición por su mensaje autocrítico cada vez que apareció por sala de prensa. Jugó un total de siete partidos, seis de ellos de titular, en el tramo final de un campeonato que estaba abocado a acabar en descenso para el Granada y terminó con la celebración de una permanencia milagrosa de la mano de José Ramón Sandoval. Tras el paso de Joaquín Caparrós, Joseba Aguado un partido y Abel Resino, el madrileño logró en cuatro partidos convencer a la plantilla de que era posible seguir en Primera.

Cala, que sólo jugó con el de Humanes el primero de sus partidos en Getafe, vivió con mucha intensidad aquellos momentos. Pero no se quedó. Se fue precisamente al conjunto azulón.

El central, ahora en Las Palmas, volvió a hacer una defensa a ultranza de su técnico cuando fue cuestionado por el estilo de Jiménez y su abanico de planes. «El míster está siempre buscando alternativas para mejorar, buscando recursos para ganar los partidos», comenzó diciendo para añadir que debían ser más verticales. «Él (Jiménez) no nos ha dicho todavía que juguemos el balón en largo. Lo que nos pide es seguridad defensiva y tener la pelota. Pero, claro, hay equipos que te conocen y te presionan. Con esta mala racha es más difícil salir jugando y tener la pelota», confesó.

Apenas tuvo que hacer frente a preguntas sobre su pasado en el Granada, aunque sí tuvo alguna palabra para el actual líder de Segunda. «No están líderes por casualidad. Yo conozco a algunos jugadores y a su entrenador. Nos pondrán las cosas muy complicadas porque conceden muy poco». Para el central la clave está en ser más agresivos tras perder el balón. «Ellos son verticales y saben a lo que juegan. No es un partido definitivo, pero sí es una final».

 

Fotos

Vídeos