GRANADA CF

Pablo Vázquez afronta esta semana como la definitiva para ser del primer equipo

Pablo Vázquez afronta esta semana como la definitiva para ser del primer equipo

Ha sido el central más utilizado por Diego Martínez en los partidos de pretemporada

FRAN RODRÍGUEZ

Diego Martínez sigue contando con insuficientes piezas a falta de una semana para que comiencen a disputarse los puntos. El hueco más notorio en el plantel rojiblanco es el del centro de la defensa. La salida de Saunier, con el que no pudo contar en pretemporada por unas molestias musculares y su inminente marcha, coincidió con la llegada de un central de su agrado y confianza, José Antonio Martínez. Germán, único zaguero central que sobrevive al año pasado, ha adquirido galones por la situación y su experiencia en la categoría. Sin embargo, el descubrimiento de propios y extraños en este mes de pretemporada está siendo Pablo Vázquez. Incombustible, el valenciano ha encarnado el papel del canterano que lo da todo por hacerse un hueco en el equipo de los 'mayores'.

El año pasado se hizo gigante en el filial de Pedro Morilla, siendo uno de los defensas más destacados del grupo cuarto de Segunda División 'B'. Su intensidad e inteligencia en la cobertura atrajeron las miradas de algún que otro equipo de plata. Fue el Alcorcón el que consiguió arrancar la cesión de Vázquez en invierno y, aunque no tuvo demasiado peso en la segunda vuelta, se empapó de la experiencia que atesoran jugadores del conjunto alfarero como Laure o Bellvís. Una corta pero gratificante aventura en Madrid tras la que regresó a Granada para ser tenido en cuenta por el nuevo técnico del equipo rojiblanco.

Aunque al inicio de la pretemporada la entidad nazarí detallara su condición de jugador del Recreativo Granada, el dorsal (desde el primer día el 21) dejó claro que tenía la ficha del primer plantel más cerca que José Antonio, Andrés o su compañero Héctor Martínez. Con Menosse en la rampa de salida, Saunier entre algodones y el mercado limitado, Pablo Vázquez fue titular en los primeros partidos del verano cuajando buenas actuaciones. Tal era el grado de compromiso del central que una lesión no frenó su participación, queriendo exprimirse al máximo para convencer a Diego Martínez. Un mal gesto en la rodilla le provocó una inflamación en el menisco. Su enérgica actitud acortó los plazos y lo llevó a seguir siendo titular en los amistosos y completar ante el Extremadura los 90 minutos. El único aquella tarde.

La falta de recursos en su zona no debería empañar lo que se ha ganado a pulso con constancia y sacrificio, estar a una semana del inicio de competición a las puertas de ser del primer equipo. Para ello, y a expensas de lo que pueda dirimir el mercado de fichajes, Vázquez tiene dos pruebas de alto nivel. La primera, segura, debutar hoy antela afición en Los Cármenes con motivo d el Trofeo que les enfrentará al Málaga. Será una verdadera presentación. La segunda, quizá su examen final y fuera de simulacros, será con el balón rodando de verdad en Elche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos