Granada CF

Números de líder para el mejor segundo en seis años

Los jugadores del Granada celebran el gol ante el Mallorca/Alfredo Aguilar
Los jugadores del Granada celebran el gol ante el Mallorca / Alfredo Aguilar

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

El Granada se ha instalado en el segundo puesto de la clasificación con 20 puntos, cifra que en circunstancias normales debería servir para que los rojiblancos fueran los líderes de la competición en Segunda. No es así porque se ha topado con un Málaga en gran estado de forma que sólo ha cedido un empate y una derrota en sus nueve partidos. El Granada tampoco se ha defendido mal por el momento y sólo un empate más le aleja en dos puntos del conjunto vecino.

Los 20 puntos que registra en sus primeras nueve jornadas son los que tenía aquel Levante que en la temporada 2016/17 arrasó en Segunda división con un ascenso cantado casi desde que arrancó el curso. El equipo granota, que por entonces entrenaba Juan Ramón López Muñiz, actual técnico del Málaga, fue un equipo consistente y regular que, a diferencia de lo que suele ser habitual en la categoría, impuso un ritmo machacón que nadie pudo seguir camino de Primera. Eso es lo que está logrando también en la capital costasoleña.

No es nada fácil encontrar un segundo clasificado con tantos puntos como los que tiene el Granada de Diego Martínez. De hecho, hay que retroceder hasta la temporada 2012/13, cuando el Almería tenía los mismos puntos con los que cuenta su vecino, a cinco del entonces líder Elche. Los dos acabaron ascendiendo a Primera, los alicantinos directamente y los almerienses por la vía del 'play off'. Un año después el Murcia, tras nueve jornadas, había sumado 17 puntos, mientras que el primero era el Recreativo con 22. En la campaña 2014/15 el líder era el Girona con los mismos veinte puntos con los que el Granada es ahora segundo.

El año pasado era precisamente el Osasuna de Diego Martínez el que encabezaba la tabla a estas alturas, aunque con 18 puntos. El primer tercio del campeonato del conjunto navarro fue para enmarcar, con catorce primeras jornadas (siete empates y seis victorias). Le sucedieron tres derrotas consecutivas que avisaron de que el año, que había comenzado de la mejor manera, se iba a complicar en exceso. Osasuna acabó por no entrar ni en 'play off', así que el gallego no siguió con el proyecto para esta temporada.

Un aviso muy serio

La experiencia más reciente de Diego Martínez le demuestra que no sirve de nada tener un gran comienzo si no se consigue regularidad en los resultados, al menos para obtener un ascenso. El Osasuna apuntaba muy alto y se quedó sin fuerza en la segunda vuelta.

También en el Granada hay antecedentes que invita a no ser en absoluto confiados. El equipo rojiblanco vivía en la campaña 87/88 una situación calcada a la actual. Era segundo, por detrás sólo del Málaga, en este caso el desaparecido Club Deportivo Málaga. Al final de la temporada el vecino blanquiazul logró el ascenso a Primera y el rojiblanco dio con sus huesos en Segunda división B.

La debacle se produjo precisamente a partir de la novena jornada. El conjunto que entrenaba Joaquín Peiró encadenó una penosa racha de siete derrotas y un empate en ocho partidos. A partir de ahí se sumió en una crisis que ya no logró remontar. Dos victorias en toda la segunda vuelta le empujaron de lleno al descenso y con ello a un periplo de lo más triste lejos del fútbol profesional de 23 años.

Aquella temporada no sólo será recordada por el descenso del que tanto tiempo costó recuperarse, sino que también ha quedado en la memoria la irrupción en este Granada de rayas verticales de Lalo Maradona, hermano del astro argentino, Diego Armando, con todo lo que ello significó. Entre otras cosas, ver a uno de los más grandes de la historia jugando con la camiseta del Granada en el viejo Los Cármenes.

La historia del club y ejemplos a su alrededor le demuestran a Diego Martínez que el exceso de confianza es el peor mal al que se puede enfrentar esta temporada. Lo avisa en cada rueda de prensa. No es necesario mirar a la tabla sino sumar de tres en tres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos