Granada CF

El nuevo proyecto para la ampliación de la ciudad deportiva ya está listo para ejecutarse

Acto de la primera piedra. /A. AGUILAR
Acto de la primera piedra. / A. AGUILAR

El club le ha dado una vuelta al plan inicial y se prevé la prioridad en la construcción de los dos campos de césped artificial para la cantera

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELAS

Quince meses de retraso lleva la ampliación de la ciudad deportiva del Granada, entre unas cosas y otras, pero parece que se empieza a ver la luz al final del túnel. Aunque no se da una fecha concreta, fuentes internas sí aseguran que el nuevo proyecto, pues se le ha dado una vuelta al original, ya está diseñado, por lo que se espera un comienzo inminente para que las remodelaciones estén para su uso a partir de la próxima temporada.

Mucho ha cambiado la obra prevista desde aquel 15 de diciembre de 2016 en el que se presentó en público y el presidente John Jiang, junto al alcalde de la ciudad Paco Cuenca, colocó la primera piedra de lo que se tenía que convertir en la joya de la corona bajo la dirección del empresario chino. Por aquel entonces se habló de la construcción de dos campos, uno de césped artificial y otro de natural, que se acabaría convirtiendo en el estadio del filial. Todo iría acompañado de unos edificios de diversa utilidad, en especial para la cantera.

La idea actual es hacer esos dos campos pero que ambos sean de hierba sintética, de manera que se pueda multiplicar su uso y que se acoja a todas las categorías inferiores. De hecho, en el horizonte está incluso que uno de los cuatro ‘naturales’ que hay en la ciudad deportiva pueda pasar también a artificial, para insistir en esta frecuencia. Se habilitarán unas dependencias para su uso, como vestuarios, así como la primera infraestructura prevista, en la que albergar las oficinas de la cantera, aunque aplazando lo de la residencia.

El filial ya está allí

El filial ya lleva tiempo disputando sus encuentros en la instalación de la zona norte, tras la adaptación de unos de los tapetes actuales con una grada supletoria. Está por ver si se levantará una zona definitiva para aficionados. Queda por determinar también qué pasará con el Juvenil División de Honor, que alterna Diputación con el Estadio de la Juventud, con el que se estudian alternativas; y con el Granada femenino, que actúa también en La Juventud.

Los retrasos han marcado esta segunda fase. Primero fue la aparición de restos arqueológicos en los terrenos anexos a los campos actuales. Luego se ralentizó todo por la falta de los pertinentes permisos. La llegada a la dirección general de Antonio Fernández Monterrubio provocó una modificación del proyecto que ahora puede avanzar.

 

Fotos

Vídeos