Ideal
Granada CF

GRANADA CF

85 años de historia en rojo y blanco

En la élite. Equipo titular en un partido del Granada en la temporada 1948-1949.
En la élite. Equipo titular en un partido del Granada en la temporada 1948-1949. / IDEAL
  • El Granada celebra su cumpleaños con la intención de mantener su condición de equipo de Primera un curso más

Hoy cumple el Granada CF ochenta y cinco años. Fue el 6 de abril de 1931 cuando un grupo de aficionados tuvieron la feliz idea de crear el que llamarían Club Recreativo Granada. Sus nombres deben figurar en letras de oro en el club. Son los siguientes: Julio López Fernández (presidente), Francisco Montoro, Enrique Vico, Evaristo de Río, José Amigo, Antonio Amigo, Antonio Trujillo, Ernesto Salmerón y Ginés Pretel. Para que esto fuese posible recibieron la ayuda del periodista y funcionario del Ayuntamiento Eufrasio Martínez 'Martinec', que incluso facilitó que se cedieran al club los terrenos para la construcción del primer campo de fútbol.

En la temporada 40/41 el Club Recreativo Granada se transforma en Granada Club de Fútbol. Asimismo, en la temporada 47/48 nace un nuevo Recreativo de Granada como club filial del Granada CF (hoy Granada B). El equipo rojiblanco durante esta larga trayectoria desde que la inició en 1931 ha pasado por todas las categorías, desde Regional a Primera división, en las ochenta y dos temporadas que ha participado en competición -no se jugaron las temporada 36/37, 37/38 y 38/39 por la Guerra Civil-. Jugó una final de Copa el 21 de junio de 1959. El resultado fue 4-1 a favor del Barcelona.

Tras alternar entre las dos principales categorías del fútbol español, vivió una gloriosa etapa en la élite en la década de los setenta, en la que consiguió su mejor puesto en Primera (sexto) y se convirtió en el llamado 'matagigantes', pues se hizo tan fuerte en Los Cármenes que ni los grandes eran capaces de llevarse los puntos del antiguo estadio. Pero en el curso 75/76 descendió y desde entonces le tocó vivir sus peores momentos como club. En medio vivió la mudanza a su nuevo estadio, con el mismo nombre pero en la otra punta de la ciudad, en mayo de 1995, aunque poco lustre tuvo el recinto del Zaidín hasta el regreso entre los mejores.

Contar las vicisitudes del club granadinista sería casi imposible en este aniversario de sus 85 cumpleaños. La afición, a pesar de todos los inconvenientes que sufre el equipo temporada tras temporada para mantenerse en la máxima categoría, disfruta no sólo con la Primera división, donde lleva ya cinco temporadas, sino con la saneada economía que existe en este momento en el seno del club. La nueva directiva que entró en la temporada 2009/10 y que en las dos temporadas siguientes ascendió al equipo de Segunda B a Segunda y al año siguiente de la división de plata a Primera, donde continúa, se trasformó en sociedad anónima deportiva, y desde entonces el club goza de la garantía deportiva y económica que necesitaba. En esta temporada, además de cancelar las deudas con acreedores, se culmina la construcción de la Ciudad Deportiva en terrenos cedidos por el Ayuntamiento, lo que da una categoría al club que nunca ha disfrutado.

Sociedad anónima

No cabe duda de que la estabilidad de la que ahora goza el Granada da tranquilidad y seguridad de su continuidad a todos sus aficionados, que no hay que olvidar que han aumentado desde los cuatro o cinco mil que asistían cuando llegaron en Segunda B a las cifras en las que se mueve ahora. El hincha siempre ha soñado con esta situación y por fin han llegado. No se puede obviar que también se mantiene un equipo en Segunda División B con aspiraciones de ascenso y que actualmente y en el futuro puede ser la verdadera cantera del primer equipo.

El deseo del granadinismo es que se mantenga el club en Primera división y que en la celebración de su cumpleaños la próxima temporada vuelva a contar que sigue en la máxima categoría del fútbol nacional y que esa magnífica afición y sus innumerables peñas, que acompañan al equipo en Los Cármenes y en sus desplazamientos por toda España, sigan con el mismo ánimo y que su número cada día sea mayor para que se hagan ver y oír en todos los campos.