ideal.es
Viernes, 4 julio 2014
claros
Hoy 13 / 22 || Mañana 13 / 28 |
más información sobre el tiempo

Canal Rojiblanco

Actualidad
22 de septiembre de 2012 - 11:04
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Vicente González, el mejor granadinista de la historia reside en Toluca
Vicente González, con su señora

C. R. El partido que esta noche deben disputar en el estadio Camp Nou el FC Barcelona y el Granada CF inevitablemente hace evocar la figura del ex jugador profesional Vicente González Sosa, considerado por muchos el mejor jugador rojiblanco de todos los tiempos.

Vicente, que llegó a la escuadra nazarí en 1968 procedente precisamente de la azulgrana, lleva 39 años residiendo en Méjico, concretamente en la ciudad de Pachuca, con su mujer Tita y sus dos hijos, Jesús e Ignacio, y la gran alegría que representan sus dos nietas.

Como bien recuerda InfoNorteDigital.com, "Vicente se formó en el Arucas CF, equipo que era uno de los más destacados equipos de la 1ª Categoría de fútbol regional de la provincia, y poco más tarde con su llegada a la Unión Deportiva Las Palmas. Fue el primer futbolista canario internacional juvenil, con una brillante carrera que le llevó al Barcelona y al Granada, pasando también por el Peñarol de Montevideo, lo que le convirtió en uno de los primeros jugadores españoles en ser fichado por un equipo extranjero, para regresar de nuevo el Granada en el que ya se retiró profesionalmente.

El fútbol le trajo también lo que es su mayor tesoro, su mujer Tita, una mexicana a la que conoció en un hotel de Barcelona, y a la que nada más ver, supo que se casaría con ella. Tardaron diez años en contraer matrimonio, pero la espera valió la pena, ya que para Vicente, su mayor éxito es su familia, con esos dos hijos nacidos en Granada, criados en Méjico y con un corazón canarión como la copa de un pino.

Dice que en Méjico lleva una vida tranquila, aunque es el único canario de la zona, y que ya se ha adaptado a su picante gastronomía, lo que no quita para que su paladar se haga agua ante los sabrosos calamares o las caseras albóndigas, con los que le agasajan cuando regresa a casa.

En su casa de Pachuca, el brillante joven futbolista reconvertido con el paso de los años en cariñoso abuelo jubilado, disfruta del fruto del trabajo bien hecho, del orgullo de unos hijos que ante todo son buena gente, del amor de una compañera inigualable, y enseña a esas preciosas y vivarachas nietas, a soñar con Agaete, el pueblo en el que nació".

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

PROXIMOS PARTIDOS

Documento sin título
MULTIMEDIA
Canal Granada CF _Ideal