ideal.es
Viernes, 4 julio 2014
claros
Hoy 13 / 22 || Mañana 13 / 28 |
más información sobre el tiempo

Canal Rojiblanco

Actualidad
granada cf
Han pasado 38 años desde la única victoria rojiblanca en el Santiago Bernabéu
2 de septiembre de 2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El día que Lorenzo fue historia
La portada de aquel día guarda fiel testimonio de la hazaña rojiblanca en Madrid. :: IDEAL
JUANJO MARTÍN | GRANADA.-

El viaje a Chamartín casi siempre se ha saldado con funestas consecuencias para el Granada. El trayecto que se convirtió en el más doloroso fue el 6-0 encajado en la campaña 59/60. Un año después la goleada fue un poco menor (5-0) y lo cierto es que las derrotas rojiblancas en el Santiago Bernabéu han sido prácticamente una constante (15 en 18 partidos). Durante muchos años, el único consuelo que ofrecían los antecedentes eran los empates firmados consecutivamente en la década de los cuarenta, con un marcador de 2-2 que se dio tanto en la 42/43 como en la siguiente temporada.

El alivio granadinista se produjo el 20 de enero de 1974. Ese día, el club se hizo un poco más grande y agravó aún más la crisis de resultados del Real Madrid, que justo antes cesó al técnico Miguel Muñoz. Su sucesor fue Luis Molowny, que apenas duró hasta final de temporada al ser incapaz de remontar la errática trayectoria merengue. Acabó el curso en la octava posición de la tabla, dos puestos peor que el Granada (sexto).

Joseíto dispuso para aquel partido algunas novedades en su 'once' como la reaparición de Toni en la zaga, la colocación de Castellanos en el medio para anular a Santillana o la entrada de Chirri en lugar de un Porta que fue suplente. Quizá eso descolocó al técnico merengue, pero el caso es que el Granada plantó cara al Madrid y le asestó un golpe letal al cuarto de hora. Montero Castillo avanzó con la bola y habilitó a Lorenzo, quien con un recorte se libró de la marca de Benito y batió en el mano a mano al guardameta García Remón. «Es el momento más especial de mi carrera», admitió el jugador pucelano en una entrevista reciente a As.

Unos minutos después hubo una gran ocasión para los rojiblancos, pero Montero Castillo no acertó con el disparo. Fue la oportunidad más clara para decantar por completo el encuentro, sobre todo porque a partir de ese momento el Madrid puso en serios apuros a Izcoa. Hasta en tres ocasiones tuvieron que acudir sus compañeros al rescate para evitar sobre la línea de gol el tanto madridista. Castellanos y Toni salvaron sendos remates de Pirri, mientras que Falito hizo lo propio con un cabezazo de Vicente del Bosque. El actual seleccionador español no entró de titular, pero gozó de unos minutos tras el descanso puesto que Molowny intentó romper la 'lata' rojiblanca a través del juego aéreo.

Prima de 40.000 pesetas

El pitido final certificó la primera victoria del Granada en el Santiago Bernabéu de toda su historia, así como el primer tropiezo como local del cuadro blanco. La alegría se desbordó entre los miles de seguidores rojiblancos que se desplazaron al coliseo merengue, por no hablar de un vestuario granadinista también pletórico tras llevarse una prima de 40.000 pesetas por cabeza gracias a esa proeza, tal y como informan las reseñas de la época.

El malestar de los componentes del equipo madrileño fue más que patente al término de la inesperada derrota. García Remón no dudó en asegurar que «el Granada ha ganado de chiripa; marcaron el gol y lo defendieron. En cambio, nosotros tuvimos grandes ocasiones que no las materializamos». Por su parte, Pirri expresó que «han tenido mucha suerte porque lo más justo hubiese sido un empate a uno» y Amancio respondió con desdén a la pregunta de si los rojiblancos habían sido un rival complicado. «Psss, como todos. Ha sabido aprovechar su ocasión de gol».

Aquella tarde de 1974, Lorenzo pasó a la historia del granadinismo con un gol que dio un triunfo único que aún no se ha repetido. En los últimos 38 años solo se ha pisado tres veces el Bernabéu y en todas se sufrió un nuevo tropiezo. El último tuvo lugar el año pasado (5-1) pero el tanto de Mikel Rico dio pie a soñar con un nuevo sortilegio que dejara hechizado al rival. Esta tarde se buscará a alguien capaz de imitar el embrujo 'antimerengue' de hace casi cuatro décadas.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

PROXIMOS PARTIDOS

Documento sin título
MULTIMEDIA
Canal Granada CF _Ideal