ideal.es
Viernes, 4 julio 2014
claros
Hoy 13 / 22 || Mañana 13 / 28 |
más información sobre el tiempo

Canal Rojiblanco

Actualidad
Elche 1 - Granada 1
El Granada conquista el ascenso a Primera en un partido sufrido ante el Elche, con un estadio abarrotado en contra, haciendo bueno el tanto de Ighalo, con valor doble a domicilio
18 de junio de 2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
RAFAEL LAMELAS | ELCHE.-

El cuestionado Odion Ighalo se convirtió en deidad en el partido más importante para la historia del Granada en 35 años: el día que subió a Primera división. La pantera africana, por el que corre sangre gélida, guió a sus compañeros hasta el Olimpo con un tanto memorable en la primera parte, en el que expuso sus mejores habilidades: el desmarque entre líneas y su frialdad a la hora de encarar la meta. Los rojiblancos supieron manejar la tensión local, ante un rival ansioso por cambiar el resultado. En la segunda mitad, volcados, consiguieron el empate. Quedaron diez minutos largos de pura angustia para los visitantes, que soportaron la afrenta hasta alcanzar el hito.

El partido discurrió por un guión previsible. Un Elche deseoso de ponerse por delante y un Granada más táctico, atento a hacer contragolpes. Los ilicitanos se retrataron. Su fútbol no les alcanzaba para derrotar a un Granada superior y eso la parcela emotiva podía darles alternativas. Así, los porteros trabajaron poco y el juego se enredaba en demasia en el centro del campo, hasta que apareció Ighalo.

Fue una circulación vertiginosa. Tocó veloz el Granada y Benítez puso un balón al hueco hacia la posición de Ighalo, que hasta ese momento bastante había tenido con fajarse con los centrales por arriba, perdiendo siempre. Pero por abajo, Ighalo es otra cosa. Sabe romper la línea defensiva y aprovechar los desplazamientos en diagonal. Así encaró el área de Jaime, que salió a por uvas. Lo fintó con calma y se aproximó a la meta, mientras los centrales trataban de cazarle. Recortó para dejar al más próximo sentado y ajustó un tiro a la esquina de abajo ante la que nada pudieron hacer los locales. Una diana para exhibir en los museos.

El gol pilló con el pie cambiado al Elche, que jamás se habría esperado lo sucedido. La polémica persiguió la fase anterior al descanso, porque el árbitro Miranda Torres anuló un tanto legal a Pelegrín por fuera de juego, que no lo fue. Esta vez, una decisión del colegiado sonrió al Granada. Justo el día decisivo.

Los de Pepe Bordalás, sobrepasados, no le cogieron el hilo a la segunda parte en su comienzo. De nuevo llegaron oportunidades para el Granada, en la cabeza de Rico o en un chut lejano de Abel Gómez. Pero entonces el técnico alicantino acertó al sacar a Palanca al campo. El extremo, que llegó a debutar con el Madrid en el Nou Camp, puso en un nudo a Nyom, muy exprimido. Por ese costado izquierdo descargó su peso ofensivo el Elche, mientras los rojiblancos, ayer como en Alcorcón de negro, contemporizaron la situación, para dejar escurrir los minutos. El oficio de los ilicitanos recibía pago con su misma moneda.

Aunque el Granada se revolvía en algún acercamiento fugaz, era el Elche quien cogió por completo la manija. Fabri dio entrada a Geijo pero el nivel de fricción en los lances estaba muy elevado, ante la permisividad arbitral. Poco pudo hacer en las pugnas.

En plena vorágine empató el Elche y apreto el nudo de la corbata para los de Fabri. Xumetra empalmó un centro pasado de Albácar, que dejaba una ventaja mínima para los visitantes. Se disparó la emoción, la grada se echó más encima que nunca pero estuvo más cerca el tanto del Granada que el del Elche, pese a tener cercado a Roberto. De hecho, en la prolongación se produjo un fallo garrafal de Benítez que pudo ser el 1-2, cuando Jaime se incorporó a un córner, recuperó la pelota, corrió hacia el área contraria y a portería vacía chutó fuera.

No quedó tiempo para más y el silbato de Miranda Torres sonó como música celestial. El Granada había ascendido a Primera división. La historia contempla a estos héroes y eleva también a Ighalo, que tuvo la papeleta de hacer olvidar a Geijo y consiguió el tanto de la proeza.

Elche CF: Jaime; Carpio, Samuel, Pelegrín (Héctor Verdés, m. 84), Albácar; Generelo, Mantecón, Cristóbal (Perea, m. 63), Xumetra; Kike Mateo (Palanca, m. 53); y Ángel.

Granada CF: Roberto; Nyom, Íñigo López, Mainz, Siqueira (Rubén, m.84); Abel Gómez, Mikel Rico, Collantes (Óscar Pérez, m. 78), Benítez; Orellana; e Ighalo (Geijo, m. 70).

Goles: 0-1, m. 28: Ighalo; 1-1, m. 80: Xumetra.

Árbitro: Miranda Torres (comité catalán). Asistido por Ungueti Ruiz y Barranco Trejo.Expulsó a Fabri (m. 88). Amonestó a Mantecón, Xumetra, Pelegrín y Albácar; y a Roberto.

Incidencias: Partido de vuelta de la final por el ascenso a Primera, disputado en el estadio Martínez Valero, con un lleno en las gradas (37.000 espectadores).

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

PROXIMOS PARTIDOS

Documento sin título
MULTIMEDIA
Canal Granada CF _Ideal