Granada CF

Nico Aguirre regresa en un entrenamiento muy concurrido

Fede San Emeterio busca robar el balón en un 'rondo'. /GCF | P.Villoslada
Fede San Emeterio busca robar el balón en un 'rondo'. / GCF | P.Villoslada

Diego Martínez contó con todos sus jugadores, salvo con Fran Rico, y con siete del filial

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

El plantel del Granada volvió a trabajar en su ciudad deportiva tras hacer uso de las instalaciones del Dépor en la jornada del pasado martes. Tras una breve sesión de activación en el gimnasio, el grupo saltó al césped y sorprendió lo numeroso de este. Los once titulares en Riazor salieron junto al resto del plantel, siendo la única ausencia la de Fran Rico, una baja habitual.

El número de jugadores, contando a los tres guardametas que empezaron el entrenamiento antes que sus compañeros, se fue hasta los 27 con los del filial, siendo la de esta mañana una de las sesiones más completas en lo que a plantilla se refiere. Del Recreativo, además de Lejárraga y Juancho, entrenaron con el primer equipo: Eliseo, Marín, Andrés García, Ontiveros y Caio Emerson. Este último dejó grandes destellos durante los ejercicios puestos en práctica sobre el verde.

El ejercicio que copó la sesión fue un partido a espacio reducido con comodines por fuera que hacían apoyos para mezclar el juego interior con el uso de las bandas. Diego Martínez fue rotando la posición de sus jugadores en este peculiar partidillo, así como la condición de comodín, que pasó por todos los jugadores. No participaron en esta parte del entrenamiento varios de los titulares, que se quedaron aparte trabajando con el balón. José Antonio Martínez, Germán Sánchez, Álex Martínez, Montoro, Vadillo, Puertas y Ramos fueron los que no completaron ese tramo. Sí estuvieron con los demás Víctor Díaz y San Emeterio.

Después, los diez titulares -sin Rui Silva- se retiraron al gimnasio para seguir recuperándose del encuentro ante el Dépor. El resto pasó a realizar llegadas al área y trabajo enfocado a la finalización, dejando muy buenas sensaciones el joven Caio Emerson, Pozo y un infalible Rodri. Para terminar, Diego Martínez propuso un reto a sus pupilos que consistía en centrar balones desde el córner y rematar, sin que el balón tocase el césped, desde la media luna. Los rojiblancos fueron protagonistas de lo mejor y lo peor, haciendo varios goles de mérito -Pablo Vázquez abrió la veda con un sensacional escuadrazo- y poniendo algún que otro balón en órbita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos