Filial

El Murcia, un rival que trae muy malos recuerdos al Recreativo Granada

El partido de la temporada pasada, resuelto con un 1-2, estuvo pasado por agua. //ALFREDO AGUILAR
El partido de la temporada pasada, resuelto con un 1-2, estuvo pasado por agua. / /ALFREDO AGUILAR

El filial rojiblanco se quedó casi sin opciones de jugar la fase de ascenso del año pasado al caer derrotado con un gol en el minuto 94

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

El Real Murcia siempre va a guardar un buen recuerdo de la ciudad de Granada. El equipo pimentonero inició en el 2000 una época dorada al conseguir ascender a Segunda en Los Cármenes ante el Granada CF, al que obligó a seguir viviendo lejos del fútbol profesional hasta 2010. Los primeros equipos de Granada y Murcia no se han vuelto a ver las caras desde aquel entonces, pero el conjunto pimentonero sí que ha regresado a Granada para jugar ante el filial rojiblanco puesto que ambos equipos llevan cinco años seguidos compartiendo plaza en Segunda División B.

La primera y hasta ahora última visita del Murcia a la Ciudad Deportiva no pudo finalizar de peor manera para los intereses del filial. El por entonces llamado Granada B tenía serias opciones de jugar la promoción de ascenso en la jornada 30, en la que recibía a un Murcia que solo tenía tres puntos más que el equipo de Pedro Morilla. La tarde del 17 de marzo del 2018 no pudo ser más desapacible y eso provocó que muchos aficionados del Granada se lo pensaran antes de acudir a la Ciudad Deportiva, siendo el recinto rojiblanco un lugar con más seguidores del equipo visitante que del local. En el encuentro, el conjunto granadino dominó durante más minutos y logró igualar el 0-1 de Mateos gracias a un disparo cruzado de Juancho, uno de los siete futbolistas de aquel equipo con opciones de volver a jugar mañana. El 1-1 no era mal botín ni tampoco para el equipo murciano, pero el visitante Molo aprovechó un rechace en el área local en el minuto 94 de partido y marcó el 1-2 que hizo añicos las ilusiones del equipo granadino. Y es que después de aquel marcador el filial descendió hasta la octava posición con 43 puntos, a cinco de una fase de ascenso que cerraba el Extremadura (con 48) y por la que también peleaban el Melilla, el UCAM Murcia y el Villanovense.

Aquel partido cambió la vida de ambos equipos de manera significativa. El Real Murcia se asentó en la zona alta y terminó jugando la fase de ascenso como tercero –fue eliminado por el Elche– mientras que el entrenador del filial rojiblanco, Pedro Morilla, fue promocionado al primer equipo para sustituir a José Luis Oltra. El Granada B quedó en manos de Rafa Morales, que dio el salto desde el juvenil y solo pudo mantener la categoría.

Horas bajas

Este año el duelo llega en una fecha similar, pero con ambos equipos en la zona media-baja de la clasificación. Al mal momento que atraviesan, con el pensamiento de mantenerse en Segunda B de la manera más digna posible, hay que añadir un buen número de bajas para la cita de mañana. En el Recreativo no podrán jugar ni los lesionados Marín, Eliseo, Viedma y Caio ni el sancionado Nacho Buil. Además, el preparador Morilla ha sido castigado con dos partidos de suspensión por su expulsión en Badajoz. Por parte del Murcia, el central Hugo Álvarez es baja segura y su compañero Charlie Dean será duda hasta última hora.