Segunda femenina

Un gol de Elo en el minuto 86 deja al Granada como campeón de invierno

Un gol de Elo en el minuto 86 deja al Granada como campeón de invierno

El Sporting de Huelva fue el mejor equipo que hasta ahora pasó por el Estadio de la Juventud

OLEA GRANADA

El Sporting de Huelva fue el mejor equipo que en esta primera vuelta pasó por el Estadio de la Juventud, el que mejor fútbol ha hecho y el que se lo ha puesto más difícil al equipo rojiblanco, que pese a todo, consiguió imponerse en el minuto 86, cerrando así una gran primera vuelta, que terminan en lo más alto de la tabla, lo que les da el oficioso título de campeón de invierno y lo que hace que se vayan de vacaciones con la satisfacción y la tranquilidad del deber cumplido.

2 Granada femenino

A. Romero, C. Moreno, Lula, Lauri, Aurora (M. Coronel, m. 58), White, Alba P, Urre, Ojeda (Galán, m. 90), Yurena (Mari, m. 76) y Oviedo (Elo, m. 58).

1 Sporting de Huelva B

María A., Alba, Anabel, Paula, Irati, Diana, Cristina, Ainhoa, María R (C. Gey, m. 74), Marina y Marta H (Nerea, m. 89).

GOLES
1-0, min. 41: Yael Oviedo; 1-1 min. 78: Irati; 2-1 min. 86: Elo.
ÁRBITRA
Cristina Hidalgo Moraño, asistida por Elena Hidalgo Moraño y María José Rubio Beltrán.
INCIDENCIAS
Unos 50 aficionados en el Estadio de la Juventud.

Comenzó el partido en el granadino Estadio de la Juventud a las 15:30, un horario poco habitual en la categoría y que no suele ser el más idóneo para las rojiblancas, que suelen pasarlo mal en los encuentros vespertinos, como al final terminó sucediendo.

Desde el principio se vio a dos conjuntos muy ordenados, que desarrollaron un primer tiempo igualado, aunque eso sí, con un Granada llevando la iniciativa y un Sporting serio en defensa, conteniendo a las rojiblancas y esperando sorprender con el contragolpe. Los minutos transcurrieron y aunque el equipo nazarí llevaba la voz cantante, no generó un peligro real en la portería defendida por María, que sí sacó dos buenos balones a la salida de sendos córner.

Lauri capitaneaba y dirigía al equipo poniendo su buen hacer en la construcción del fútbol de su equipo, pero faltaba puntería e incisión arriba. Cuando parecía que se llegaba al descanso sin romper la igualada en el marcador, llegaría el tanto local. Lauri robó un balón, se fue en velocidad, dejando atrás a sus perseguidoras, hasta llegar a línea de fondo para centrar al área, donde llegó Oviedo como un obús para rematar el centro de la capitana rojiblanca y hacer así el primero de su equipo. Era el minuto 41. Tras el tanto llegaron minutos de desconcierto para el Sporting que se quedaba noqueado.

Con la reanudación, ambos equipos saltaron al terreno de juego con la intención de mejorar las cosas. Las locales quisieron incrementar su cuenta goleadora para su tranquilidad, y el Sporting, dirigido por Jenny Benítez, la que fuera capitana sportinguista, salía con la intención de empatar y conseguir algo positivo del campo del líder. Las intenciones eran buenas, pero a medida que pasaron los minutos ambos equipos se desinflaron. Los cambios dieron algo de brío pero no cambió la dinámica. Los minutos iban transcurriendo y el encuentro parecía aletargado hasta que en el minuto 78, Urati puso el picante. La jugadora sportinguista se llevó un balón por valentía y convencimiento y cuando parecía que iba a perderlo ante la salida de las rojiblancas, se sacó un tremendo disparo desde más de 30 metros, poniendo un balón imposible para Andrea Romero, que hasta ese momento había ganado los dos manos a mano que tuvo. Consiguió el empate con un golazo.

Este tanto espoleó al equipo rojiblanco, que sacó casta para pelear por no dejarse dos puntos en el camino. Lo intentaban y las onubenses se defendían como leonas, pero llegó Coronel, que entró en sustitución de Aurora, volviendo al terreno de juego tras recuperarse de la lesión sufrida hace ya un par de meses con su selección. La veterana centrocampista argentina sacó una falta en la frontal del área, tirando de veteranía en una jugada de barullo. Coronel chutó y Elo empujó el balón provocando la locura en la grada -muy vacía en esta ocasión- y en el banquillo, que saltó al unísono al campo. Era el minuto 86. Las rojiblancas recuperarib así su liderato, aguantando el resultado hasta el pitido final.

Ahora el Granada tiene dos semanas de vacaciones por delante, Ta no volverá a jugar hasta el 13 de enero en la que será una jornada decisiva, ya que tendrá que viajar hasta Badajoz para enfrentarse al gran rival de esta temporada, el Santa Teresa. Pero eso será ya en 2019. Ahora le toca disfrutar de su posición en la tabla y de sus merecidas vacaciones.