Elche-Granada

Martínez apostó por la experiencia de Víctor Díaz en su eje defensivo

Martínez apostó por la experiencia de Víctor Díaz en su eje defensivo
JM Baldomero

El Granada volvió a dejar su portería a cero y supo sufrir cuando apretó el conjunto franjiverde

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

El Granada jugó ayer ante el Elche su primer envite oficial de la temporada 2018/19. Todas las miradas estaban puestas sobre Diego Martínez y el once incial con el que los rojiblancos iban a alzar el telón. Y sorprendió el planteamiento inicial del pontevedrés, que decidió reubicar a Víctor Díaz para colocarlo como pareja del central de más peso en el actual plantel nazarí, Germán Sánchez. Una defensa sin caras nuevas que completaron en los costados el zurdo Álex Martínez y Quini, la novedad en la alineación si tomamos como referencia la vista en el Trofeo Ciudad de Granada ante el Málaga. Por contra Pablo Vázquez, el canterano que partía con más opciones de ser de la partida, se quedó en el banquillo y no disputó ningún minuto.

A pesar de que la situación exigía a Diego Martínez exprimir su libreta, sorprendió que optara por Víctor Díaz para completar el eje de la zaga y no por un Pablo Vázquez que venía de ser uno de los más utilizados en los partidos de preparación. Las molestias musculares de José Antonio Martínez y las declaraciones del técnico a IDEAL reconociendo que la de central no era la posición idónea de Víctor Díaz parecían conducir a la titularidad del joven Vázquez.

Lo cierto es que el gallego apostó en Elche por la veteranía, aunque eso significase usar al lateral sevillano en el centro. Allí, el capitán rojiblanco se mostró serio, contundente en la primera parte y muy atento en la segunda. Sufrió en aquellas transiciones de Villar, Josán o González en las que los ilicitanos desnudaron la espalda de Montoro y Aguirre. Sin embargo, Díaz exhibió valentía para avanzar con el esférico desde su propia área y volvió a ser una pieza importante en el balón parado defensivo. En líneas generales, y a pesar de no jugar en su demarcación habitual, estuvo más acertado que su compañero gaditano. A Germán le tocó bailar con Sory Kaba, un delantero que aúna velocidad y músculo para erigirse principal amenaza de los de Pacheta.

Víctor Díaz completó los 90 minutos como central, dejando la banda derecha a Quini, correcto en defensa y desapercibido en ataque, donde los extremos coparon todas las opciones de ataque, sobre todo Vadillo tras el receso.

El Granada busca centrales

Que el lateral diestro jugara ayer como central escenifica el problema que existe en esa demarcación. Martínez cuenta con Germán, Pablo Vázquez y José Antonio Martínez como únicos zagueros del equipo y las molestias del recién llegado dificultaron aún más el rompecabezas que debe completar el entrenador del Granada cada jornada. El club, espera una oportunidad de mercado con la que reforzar el corazón de su defensa. Tarín sigue siendo una opción, aunque la apuesta por Díaz señala que hace falta buscar otro perfil. Quizá un jugador contrastado que aporte una dosis extra de experiencia al muro rojiblanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos