Marc Cardona y las oportunidades de mercado

Lo pide el entrenador y la dirección del club sabe que el Granada tiene que fichar para no perder comba y en esa dirección trabaja. De momento hay menos tope salarial del que quedaba tras las salidas de Baena y Varas al no cumplirse ciertas previsiones de ingresos

Rodri, en el partido ante el Albacete. /P. MARÍN
Rodri, en el partido ante el Albacete. / P. MARÍN
RAFAEL LAMELASGRANADA

Una cosa es el diagnóstico de las necesidades del equipo y otra las oportunidades de mercado. Lo explica bien un miembro del cuerpo técnico al respecto de un jugador del próximo rival. Sergio Sánchez llegó al Cádiz con la Liga rodando, tras haberse desvinculado unas semanas antes del Espanyol. Los gaditanos no gastaron el dinero fresco que les entró por la venta del exrojiblanco Álvaro García y esto les permitió asumir el salario de un central con reputación en Primera que se había quedado en paro. Un caso parecido al de Chico Flores la temporada pasada en el propio Granada.

Las oportunidades de mercado requieren de cierta solvencia, pero sobre todo de sentido de la oportunidad. El árbol todavía no se está agitando en demasía en Primera y eso tiene un efecto colateral en Segunda, donde se espera que caigan algunas piezas que no se repartan los de la élite. Bajo ese perfil está Dani Ojeda, uno de los objetivos para fortalecer el ataque, pero también Marc Cardona, otro delantero polivalente y aún más rápido que el canario, que fichó por el Eibar este verano procedente del Barça B y apenas está teniendo oportunidades. Mendilibar, técnico armero, ya ha dejado caer que existen serias opciones de que salga, pero hasta que no lo analicen bien no darán un paso en falso.

A Cardona, como ocurre Ojeda –al que Pellegrino desea retener en el Leganés hasta que se resuelva la eliminatoria de Copa ante el Madrid– lo pretende media Segunda división, por lo que se llevará el gato al agua el que pueda pagarle y si este ve que tendrá opciones de jugar. Un antiguo compañero suyo, Martínez, que hizo el mismo camino en verano desde 'La Masía' a Ipurúa, le puede hablar bien de la experiencia como cedido en Los Cármenes. Lo que parece evidente es que las contrataciones más cotizadas se van a ir al horizonte de la segunda quincena.

Ningún fichaje asegura nada, por muchos y buenos que en teoría sean, pero es evidente que los nazaríes tienen pocos efectivos para afrontar los 22 encuentros restantes y que ampliar el abanico sería importante. De los 21 futbolistas en plantilla hay uno que no se sabe cuándo volverá a jugar –Fran Rico–, otro con una lesión importante –Álex Martínez– y unos cuantos, aún jóvenes, que han promocionado esta temporada –Aarón, Adri Castellano y Pablo Vázquez– que de momento no han debutado en Liga o han participado poco –José González–.

El Granada no se ha presentado sobrado de dinero a esta ventana. Tenía en torno a 500.000 euros tras las bajas de Varas y Baena, pero según una fuente oficial esta cantidad habría mermado. A buen seguro, por el incumplimiento en ciertas previsiones de ingresos, entre las que se incluye la falta de patrocinador principal, el hecho que tan en cuestión ha dejado desde hace meses al presidente John Jiang. Aún tienen tiempo los de dentro de mejorar esta partida.

Rodri y la meritocracia

El Granada y Rodri pasaron página de las insinuaciones de racismo tras el rifirrafe del futbolista con Bela. El delantero soriano aunque criado en Sevilla apareció como titular en un gesto claro de Diego Martínez a favor de la meritocracia. Adrián Ramos parece uno de los pilares del conjunto, pero la tardanza en su regreso de vacaciones abrió la puerta a quien estuvo todos los días en el tajo. Es probable que el colombiano vuelva en Cádiz, pero Diego ha defendido así valores del vestuario que son cruciales. Un técnico implicado, pese a que acaba contrato en junio. Otro asunto pendiente.

 

Fotos

Vídeos