Último fichaje

El límite salarial frena el alta de Alejandro Pozo por el momento

Pepe Macanás, Alejandro Pozo y Fran Sánchez, en la presentación del futbolista. /R. L. P.
Pepe Macanás, Alejandro Pozo y Fran Sánchez, en la presentación del futbolista. / R. L. P.

El Granada logró inscribir ayer a Fede San Emeterio y Martínez, lo que se hará efectivo esta mañana, e intentará lograrlo con el extremo en las próximas horas | Baena tiene una oferta de un equipo australiano, mientras que Varas gusta a la presidencia del Real Valladolid pero no acaba de convencer a su director deportivo

ANTONIO NAVARRO GRANADA

El Granada se ha unido a la larga lista de clubes de Segunda que tienen problemas esta temporada para inscribir a los jugadores fichados en los últimos meses a causa del límite salarial, esa estimación de gasto aprobada por LaLiga en función de los ingresos de cada club que no puede superarse. A pesar de que desde la entidad rojiblanca se preveía que la inscripción de su último refuerzo, Alejandro Pozo, sería posible de cara al encuentro de mañana ante el Lugo, los dirigentes no han podido tramitar aún su licencia y la participación del atacante sevillano queda en el aire. El propio técnico rojiblanco, Diego Martínez, ya mostró algunas dudas en su rueda de prensa previa al partido al referirse a Fede San Emeterio y a Pozo como «dos buenas alternativas» y añadir que «ojalá podamos contar con ellos».

El primero fue apuntado ayer 'in extremis' después de que el Granada centrase sus esfuerzos en convencer a LaLiga de que con esta incorporación no sobrepasaba su techo de gasto, que hasta entonces le había impedido dar de alta a los dos ex del Sevilla Atlético y a José Antonio Martínez, baja por lesión en Elche. Se hará efectivo hoy con el visto bueno de Competiciones.

Esta situación de incertidumbre no es nueva en el club granadino puesto que la pasada semana ya tuvo serios problemas para dar de alta a todos los jugadores disponibles. Las salidas de Saunier y la última de Joselu terminó de aliviar la momentánea situación económica y Diego Martínez pudo alinear en el Martínez Valero el once que estimó oportuno para el debut liguero.

Cronológicamente las previsiones del club quedaron 'oficializadas' el martes en la rueda de prensa de presentación de Pozo, en la que el gerente de la entidad, Fran Sánchez, apuntó que tanto el atacante hispalense como el anterior fichaje –San Emeterio– podrían participar en el próximo compromiso. La respuesta negativa de LaLiga a la solicitud para inscribir al extremo obligará a una nueva negociación con el estamento en las próximas horas, tener un ingreso extra o encontrar salida para algún jugador que no cuente, consiguiendo de esta manera un ahorro de gasto que sí permitiría la entrada de Pozo en la convocatoria, algo que no está descartado.

No hay visos de que se anuncie el patrocinador principal, aún pendiente, en este fin de semana al menos. Otra opción, la de ahorrar salarios, sería viable si desde la cúpula se consigue el propósito de negociar la marcha de Baena o Javi Varas, dos jugadores con contrato con los que la entidad no cuenta a día de hoy. El centrocampista tiene una oferta de un club australiano, aunque se da por hecho que habrá que sufragar parte de su salario para hacer las maletas rumbo al país oceánico.

Por otro lado, desde Valladolid se asegura que el interés del Real Valladolid en incorporar al guardameta existe. La situación es la siguiente: el único portero contrastado de la plantilla es Jordi Masip, que defendió la portería blanquivioleta en la primera jornada de Liga. Desde el Valladolid se miraba con buenos ojos a Cuéllar pero el ex del Sporting se ha hecho con la titularidad en el Leganés, club con el que de hecho jugó ayer mismo ante la Real Sociedad.

Operación que no cuaja

La situación de Cuéllar invitaría a la entidad blanquivioleta a buscar otra alternativa más viable, siendo Javi Varas una opción de las que está encima de la mesa de un conjunto al que ya perteneció en la temporada 2014/15. Al presidente del Valladolid, Carlos Suárez, le convence esta posibilidad, pero es el director deportivo, Miguel Ángel Gómez –curiosamente con pasado sevillista–, el que no terminaría de verlo claro.

El equipo al que no irá es al Elche, que confirmó la incorporación del guardameta Francis Uzoho, prestado por el Deportivo de La Coruña. Según ha podido saber este periódico, Varas también fue sondeado por el Huesca y el Córdoba, pero ninguna de estas alternativas cuajó.

Otra vía que también permitiría al Granada desbloquear esta comprometida situación sería encontrarle acomodo a dos futbolistas que pertenecen a la entidad, siendo del fondo de inversión, pero que no entrenan con la primera plantilla: Corozo (lesionado) y Hongla, algo que por ahora tampoco ha podido lograr. Hongla estuvo probando esta semana en el Dijon francés, pero no ha convencido.

Mientras tanto, el Lugo también está condicionado por este límite. Busca salida a Ramón Azeez pero no consigue concretar este movimiento y desde Onda Cero se ha indicado que el central Miguel Vieira no fue convocado ante el Málaga por no entrar dentro del control, algo que el técnico Javi López no quiso confirmar ni desmentir en su última comparecencia ante los medios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos