La crónica

Un liderato a la contra

LALIGA

El Granada vence por la mínima un complicadísimo encuentro ante el Nástic gracias a un gol de Alejandro Pozo

ANTONIO NAVARRO GRANADA

No todos los triunfos son igual de bonitos, pero los tres puntos con los que se recompensa al vencedor de cada compromiso liguero sí son igual de útiles tanto si el partido ha sido brillante como si se ha tenido que tirar de efectividad y oficio. En esto último se apoyó el Granada este sábado para vencer por la mínima al Nástic en el Nou Estadi de Tarragona y regresar de manera provisional al liderato de la categoría de plata, a la espera de lo que este domingo haga el Alcorcón en su encuentro ante el Reus.

Desde la expedición rojiblanca llevaban interiorizado el mensaje de que el encuentro ante el colista de Segunda no iba a ser nada fácil y no lo fue. En los primeros minutos se percibió que el encuentro sería intenso, igualado. El premio seguramente caería en manos del equipo más efectivo y así fue. El protagonista del encuentro lo pudo ser mucho antes del gol puesto que en el minuto 13 Pozo maravilló a los presentes con una jugada personal que culminó con un pase de tacón a Quini, que relevó a Álex Martínez en el lateral zurdo y que -desde la banda izquierda- intentó filtrar un pase de la muerte al que Adrián Ramos no llegó por escasos mílimetros. La respuesta del Nástic no se hizo esperar y Javi Márquez, de falta, puso un balón al área que Albentosa atrapó y al estar de espaldas a la portería se sacó un taconazo que pudo haber movido el marcador, pero Germán tocó lo justo para desviar la trayectoria del esférico, aunque el árbitro no vio que el balón impactó en el defensor rojiblanco y dio saque de puerta.

Los minutos transcurrieron sin un dominador claro, aunque el trabajo de Montoro y San Emeterio en la medular fue digno de elogio, pues desactivaron los ataques de un Nástic muy voluntarioso y deseoso de contentar a su sufrida afición. En uno de los ataques del cuadro catalán, el Granada robó el balón junto a su área e inició una jugada al contragolpe que acabaría siendo mortal. Pozo le cedió la bola a Vadillo en las inmediaciones del centro del campo y acompañó a éste hasta el interior del área. Vadillo avanzó a una velocidad de vértigo y cuando vio que su compañero estaba mejor situado le devolvió el esférico y le regaló el gol, el cuarto que anota esta temporada (0-1). Los granadinos anestesiaron el partido y pocas cosas trascendentales sucedieron hasta que el trencilla vasco Sagués Oscoz señaló el camino a vestuarios.

0 Nástic de Tarragona

Bernabé; Coris (Omar, m.73), Albentosa, Salva, Djetei, Abraham; Imanol García, Viti, Javi Márquez (Uche, m.78); Manu Barreiro y Manu del Moral (Luis Suárez, m.67).

1 Granada CF

Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, Martínez, Quini; Fede San Emeterio, Montoro (Alberto Martín, m.80), Vadillo (Fede Vico, m. 63), Puertas, Pozo; y Adrián Ramos (Rodri, m.70).

goles
0-1, m.34: Pozo.
ÁRBITRO
Sagués Oscoz (colegio vasco). Amonestó a los locales Manu Barreiro, Luis Suárez y Albentosa así como a los visitantes Fede San Emeterio y Montoro.
INCIDENCIAS
Partido de Liga disputado en el Nou Estadi de Tarragona ante 8.625 espectadores (cifra oficial).

En la segunda mitad el Nástic de Enrique Martín salió decidido a igualar el encuentro y el Granada tuvo que esmerarse en conservar el resultado. Manu Barreiro estuvo cerca del tanto del empate con un intento de vaselina que se le marchó alto por poco (m.55), Uche también lo rozó con un cabezazo que no vio puerta (m.82) y los catalanes tuvieron que lamentar que el árbitro se equivocó al anular un gol a Uche por fuera de juego en el minuto 86.

El Granada apenas rondó la portería de Bernabé en el segundo acto, pero aguantar el marcador favorable era un objetivo tan importante que todo lo demás quedó relativizado. Finalmente, sufrida victoria rojiblanca y felicidad porque el objetivo de la temporada pasa a estar a 'tan solo' 16 puntos de distancia.

Información relacionada

 

Fotos

Vídeos