Fútbol

Joselu: «El Granada es ahora mismo el rival a batir en Segunda»

Joselu Moreno, en su presentación con el Oviedo. /ÁLEX PIÑA
Joselu Moreno, en su presentación con el Oviedo. / ÁLEX PIÑA

El exrojiblanco, hoy en el Oviedo, no podrá jugar el sábado al estar lesionado, aunque asistirá al estadio, donde espera que le reciban con cariño

RAFAEL LAMELASGRANADA

Una rotura fibrilar sufrida a finales de noviembre impedirá que Joselu Moreno se pueda volver a vestir de corto en Los Cármenes, aunque con la camiseta de un rival. El actual futbolista del Real Oviedo sí asistirá como espectador a un estadio donde se le profesó admiración. «Estoy muy agradecido. Me recibieron con cariño porque quizás no estaban acostumbrados a ese tipo de futbolista que corriera mucho y lo diera todo», comenta el onubense a IDEAL, fastidiado por su ausencia en una cita «marcada en mi calendario».

Joselu dejó muchos amigos. Entre ellos Montoro, que incluso le ofreció dormir en su casa el viernes, «pero le he dicho que no, que no quería molestar». En estos días también ha hablado con Álex Martínez a raíz de su lesión y mantiene contacto frecuente con Quini, Germán y los fisios rojiblancos al participar en una liga de Comunio, un simulador de fútbol en el que se selecciona a jugadores reales.

El delantero azulón siente envidia sana por la situación de su exequipo. «Te queda ese pensamiento de por qué no fue así la temporada pasada. Me alegra mucho y espero que siga. Todo el mundo sabe que la Segunda es muy larga y hay rachas malas. De momento el Granada está en una línea de regularidad. Ahora mismo es el equipo a batir de la categoría», asegura.

Tiempo después, Joselu cree que la etiqueta de favorito del anterior proyecto pesó. «Parecía que si no se conseguía el ascenso directo no valía nada. Es cierto que por presupuesto, plantilla y afición, el objetivo era ese. Sin embargo, este año, en el que esto parecía apartado, han conformado una plantilla igual de competitiva o más que está dando resultados», reconoce.

Su salida del club nazarí tuvo un punto de confusión. «A veces decían una cosa y luego otra. Al final, por el límite salarial, tenía que marcharme y nunca puse impedimento. No voy a estar en un sitio donde pueda ser un problema. No era una cuestión deportiva. Buscamos una salida donde me quisieran y valoraran y al final salió lo del Oviedo», explica.

Su lesión llegó el día que había roto una mala racha sin marcar. Lleva tres goles en el curso. «Estaba jugando en banda en los últimos partidos y sentía unas molestias, pero no quería parar. Al final me rompí y tengo complicado jugar hasta que empiece 2019», asume. Joselu cree que los carbayones deberían estar mejor en la clasificación. «La sensación es que tendríamos que llevar algunos puntos más. Se nos han escapado partidos en los últimos minutos. Pero así es la Segunda. Ahora llevábamos una buena dinámica y vino el Almería al Tartiere y nos ganó. No se pueden hacer cuentas. Lo mismo ahora vamos a Los Cármenes y ganamos», objeta.

Le entrena Anquela, otro que pasó por Granada. «Le he cogido un cariño especial, te llega. En todo momento te dice lo que piensa, es campechano y un hombre de fútbol, el que más sufre. Cuando su continuidad se tambaleaba por una mala racha, el vestuario estaba jodido porque es como un padre para nosotros», reconoce.

Defensa de sus sustitutos

Sus sustitutos en el Granada no están metiendo muchos goles. Ramos lleva tres y Rodri dos, pero él les elogia. «Hacen el trabajo sucio. Se aprovechan jugadores de segunda línea, como Puertas, Vadillo, Pozo o Fede Vico. El espectador no lo ve, pero si incordian a la defensa, ayudan al resto. Queda mucha temporada y pueden acabar superando los quince goles. Por esto no se tienen que preocupar mientras sigan arriba», insiste.

Joselu desea el ascenso rojiblanco igual que el del Oviedo, aunque recalca que hay que ser prudente. «El Granada está en una buena dinámica. Quizás lo consiga», cierra.