Internacionales

Herrera y Machís participan en el empate de Venezuela con Colombia

Machís fue el revulsivo de Dudamel, haciendo mucho daño a la zaga colombiana en el tramo final. /Selección Venezolana | 'La Vinotinto'
Machís fue el revulsivo de Dudamel, haciendo mucho daño a la zaga colombiana en el tramo final. / Selección Venezolana | 'La Vinotinto'

El mediocentro jugó todo el partido, mientras que el extremo solamente lo hizo en la segunda mitad

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

Yangel Herrera y Darwin Machís completaron su ciclo internacional esta madrugada, cuando se enfundaron por segunda vez en la semana la camiseta de la 'Vinotinto'. La selección de Venezuela se enfrentó a la de Colombia en un amistoso tildado de 'Partido por la Hermandad' en el que verdaderamente faltó acierto (0-0). El rojiblanco Herrera fue titular, completó los 90 minutos a gran nivel, siendo el amo de un centro del campo venezolano al que le costó un mundo entrar en el partido.

Colombia fue netamente superior, haciendo del meta venezolano, Faríñez, el mejor del encuentro. El portero salvó todas las ocasiones colombianas, para desesperación de Borja, Cuadrado y Borré. Yangel Herrera, una vez entró en calor su equipo, apareció con criterio, repartiéndose el terreno de la medular con Junior Moreno y tratando de lanzar buenos desplazamientos para buscar el contragolpe.

Por ello, con una Colombia que había manejado bien la posesión y Venezuela algo más agazapada, Dudamel no dudó en incorporar al terreno de juego al otro rojiblanco, Darwin Machís. El extremo de Tucupita saltó tras el descanso y se convirtió en un dolor de muelas para los defensores cafeteros. Los últimos 15 minutos fueron para la 'Vinotinto', que a poco estuvo de conseguir en una jugada lo que Colombia no había podido en una decena de llegadas. Fue Machís el que 'arrancó el cohete' y se marchó de dos defensores. Quizá un poco forzado, el nazarí llegó al área y quiso centrar a Hurtado, pero el meta colombiano, Montero, la despejó a tiempo.

Así las cosas, los dos internacionales venezolanos regresarán a Granada para afrontar la preparación del encuentro ante el Celta. Ambos podrían ser de la partida, como en el último encuentro de Liga ante el Espanyol, si así lo estima Diego Martínez, aunque el desgaste tras el viaje es evidente por la cantidad de kilómetros recorridos.