Granada CF

«Me gustaría que el Granada perdiera el viernes pero que ascienda como campeón»

José Luis Oltra ha vuelto a Tenerife esta temporada para intentar salvar al equipo chicharrero/LOF
José Luis Oltra ha vuelto a Tenerife esta temporada para intentar salvar al equipo chicharrero / LOF

El extécnico rojiblanco sigue sin entender su cese pero se centra en las cosas buenas que aquí vivió y le desea lo mejor

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

Tres derrotas consecutivas y los malos resultados acumulados fuera de casa acabaron con la carrera de José Luis Oltra (Valencia, 1969) en el Granada. El técnico se mostró sorprendido y contrariado con su cese, pues el equipo ocupaba un puesto en zona de 'play off'. Desde que se marchó las cosas se torcieron definitivamente y el equipo rojiblanco terminó en mitad de tabla con mucha pena y ninguna gloria. Oltra comenzó la actual temporada sin equipo, pero en la sexta jornada se hizo cargo del Tenerife, donde ya había estado, con un ascenso a Primera en su currículo. Se pasará por el hotel de concentración del Tenerife para saludar a sus amigos rojiblancos.

¿Qué situación se ha encontrado de regreso a Tenerife?

–Es complicado. Cuando entras a mitad de temporada es porque los resultados no han acompañado, muchas veces no es consecuencia del trabajo sino que hay muchos factores que influyen en el rendimiento. Aparte de que tienes la urgencia del siguiente partido, que tienes que competir sin mucho tiempo para prepararlo. Encuentras un vestuario tocado porque le sabe mal la salida del anterior entrenador, anímicamente no están en el mejor momento. Hay que levantar un grupo, prepararlo y darle tu idea de juego. Mantener las cosas que se han hecho bien, que en el caso de Joseba (Etxeberria) eran varias.

¿Qué está fallando?

–Básicamente, un equipo que tenía expectativas elevadas, en una temporada para pelear por cosas importantes, desde el principio no gana, no salen las cosas, te genera una presión, una urgencia. Los rendimientos individuales no han sido los esperados, porque el potencial lo tenemos pero el rendimiento no, ni con Joseba ni conmigo. No hemos encontrado ese punto de equilibrio para mejorarlo. Estamos en el proceso. En algunas cosas sí creo que estamos dando pasos, y no es porque anteriormente no se hubiera hecho bien, pero nos falta ese punto para ser competitivos, equilibrados y regulares, que es lo que todo aspira a ser

Como experto en la categoría, ¿ve esta temporada más nivel que en anteriores?

–Veo una categoría igualada, como siempre. La pasada lo era. Este año los recién descendidos, Málaga, Las Palmas y Deportivo, son una opción clara por presupuesto y por potencial. Pero los tres descendidos el año pasado (Granada, Sporting y Osasuna) también tienen buenas plantillas, son equipos históricos con grandes aficiones. Cádiz, Zaragoza, Oviedo... son equipos muy importantes, capitales de provincia. De 22 equipos, 18 han jugado en Primera. De ellos, nueve han jugado en Europa, algunos haciendo papeles increíbles. Tienen una masa social, una historia, una obligación que hacen que aumente el nivel. La Segunda española ha crecido mucho en los últimos años. De las grandes ligas europeas está antes que algunas de Primera.

¿Le ha sorprendido el rendimiento de algunos jugadores del Granada esta temporada?

–No. El año pasado algunos jugadores a lo mejor no rindieron porque no tuvieron continuidad y no lo hicieron porque había unas circunstancias, una plantilla, un objetivo... Pero no me sorprenden porque ya tenían ese nivel, por eso se les firmó. Me alegro mucho de que Puertas esté teniendo continuidad y esté marcando. El año pasado se encontró con un gran Darwin (Machís) o Pedro. Quizá el año pasado necesitó mayor continuidad, son circunstancias. Lo mismo con Germán, que me parece un central buenísimo. Empezó jugando pero se lesionó, luego recuperamos a Saunier para la causa, fichamos a Chico (Flores), jugadores de mucho nivel. Me alegro de que esté jugando. Tiene salida de balón, contundencia, juego aéreo. Que se haya recuperado la mejor versión de Adrián Ramos, pero también la continuidad de jugadores como Víctor Díaz, Álex Martínez, que ahora se ha lesionado, o Quini, un chico que se esfuerza siempre y que quizá no le di la continuidad que merecía. Me alegro de que les vaya bien porque son buena gente y buenos profesionales. Quiero que al Granada le vaya estupendamente bien por el cariño que le tengo al club, a la ciudad. Tanto mi familia como yo vivimos un año maravilloso en el club hasta marzo y en la ciudad hasta que acabaron el colegio los niños. Me gustaría que perdiera el viernes porque a nosotros nos hace mucha falta, pero que ascendiera y que fuera, si puede ser, campeón.

Desde la distancia

¿Sigue doliendo su salida del club rojiblanco?

–La palabra no es doler. En su momento fue que no lo entendí, pero no quiero remover eso porque si no queda lo negativo. Prefiero quedarme con lo positivo que viví allí. Tuve unas condiciones inmejorables, una afición espectacular. No tengo ninguna queja. Las circunstancias de esa decisión eran las que eran. El equipo tenía una obligación. Venía de jugar varias temporadas en Primera, tenía un presupuesto elevado. No solamente era ascender, sino hacerlo como primero o segundo. Llevábamos tres derrotas consecutivas pero las sensaciones y el juego eran buenos pero el club decide tomar esa decisión que solo me queda respetarla. Ellos lo hicieron intentando mejorar, nadie se tira piedras contra su propio tejado. Tampoco podemos asegurar que con nosotros hubiera ido mejor.

¿No tuvo opciones de entrenar este verano?

–Sí tuve algunas opciones.Me reuní con algunos directores deportivos de varios equipos, pero no fue decisión mía no aceptar alguna. Se decantaron por otras opciones. No fue algo negativo porque necesitaba un verano para estar con mi familia, que hacía muchos años que no lo hacía. Reciclarme, leer mucho. Pero no he disfrutado demasiado tiempo porque me llamaron pronto. A veces el ordenar cosas te puede venir bien y a mí no me ha ido mal del todo.

Coger al Tenerife en esta situación no es nada fácil.

–Hay muchos componentes. Hay una plantilla que me parece que es para sacar mucho más rendimiento, aunque no hayamos llegado a ese punto aún. Además, había un cariño personal. Nunca me cierro puertas cuando me voy de un sitio. Tenerife es especial. Soy el entrenador con más partidos aquí, logré mi primer ascenso. En cuanto me llamaron ni lo dudé.

¿Qué partido prevé?

– Me preocupa enormemente, porque no solo los números avalan al Granada, que es el líder, sino que es un equipo reconocible, que sabe a lo que juega. Se nota la mano de Diego, que es un gran entrenador. Le está sacando mucho partido a los futbolistas, jugadores que conozco. Arriba tiene gente determinante, con mucho desequilibrio y con pegada. Y defensivamente es un equipo muy sólido, que aprieta bien y se junta bien. Tiene muchísimos argumentos. Nosotros jugamos de locales, tenemos que apretar bien, ser sólidos y un poco más contundentes. Vamos a intentar llevar el peso del partido aunque el rival a lo mejor no nos permite hacerlo.

¿Le gustaría volver a Granada? ¿Se lo ha planteado?

–Por supuesto, pero no porque no pudiera acabar el anterior proyecto. Granada es una maravillosa ciudad, el club es espectacular, la afición es increíble. Dejé muchos amigos y eso siempre ayuda. Ahora estoy en un sitio donde quiero estar, donde me gustaría estar mucho tiempo y donde también tiene un buen proyecto. Desde la distancia disfruto de las victorias y sufro con las derrotas del Granada.

 

Fotos

Vídeos