Héroes del ascenso: Benítez

«El grupo tiene que estar unido porque ascender a Primera te cambia la vida»

Dani Benítez, en un entrenamiento con el Granada CF./IDEAL
Dani Benítez, en un entrenamiento con el Granada CF. / IDEAL

Dani Benítez recuerda que en el 'play-off' de ascenso la plantilla y los técnicos del Granada 2010/11 «estuvimos más juntos que nunca»

ANTONIO NAVARROGRANADA

Hablar de Daniel González Benítez todavía provoca una 'sonrisilla tonta' en muchos aficionados del Granada. El extremo balear que le dio a Odion Ighalo el pase del gol que subió al equipo a Primera tras 35 años de ausencia dejó huella en Granada y él también quedó seducido por los encantos de la ciudad de La Alhambra, pese a que su despedida del club fuese más desagradable de lo que a ningún granadinista le hubiese gustado.

Dani Benítez atiende esta entrevista desde la ciudad chipriota de Limasol, pues este año le toca defender los colores del equipo local: el AEL Limassol, que ha acabado la liguilla de aspirantes al campeonato en cuarta posición y que el pasado miércoles ganó por 0-2 la final de la Copa de Chipre que disputó ante el APOEL Nicosia.

Benítez recuerda que, en aquel curso 2010/11 en el que el Granada no tenía ningún tipo de presión por ser un recién ascendido a Segunda división, el equipo de Fabri completó un final de liga «muy bueno» para entrar al play off de ascenso y «una vez que nos metimos sabíamos que era un momento que podía cambiar nuestras vidas». Es por ello que recuerda que tanto los jugadores como el cuerpo técnico «estuvimos más juntos que nunca» y en los días en los que se jugaron ante el Celta de Vigo el seguir vivos o no en la pelea por el ascenso «sufrimos mucho pero eso nos hizo más fuertes para llegar al partido de Elche».

Dani Benítez recuerda también que, el del último ascenso, era un grupo de jugadores jóvenes, con hambre y «con nervios» en los momentos decisivos «pero para salir adelante fue clave el apoyo que tuvimos de todo el mundo: afición, club y compañeros. Sabíamos que en aquellos días nuestra vida podía cambiar y tuvimos la suerte de poder conseguirlo, porque hicimos dos partidos muy serios ante un rival tan duro como el Elche».

El extremo balear sentía especial afinidad con Mikel Rico, su compañero de habitación, con el que compartió buenos momentos antes del feliz desenlace rojiblanco aunque guarda cariño a todos sus compañeros debido a que «aquel equipo era un grupo genial».

Dani Benítez, en Elche.
Dani Benítez, en Elche. / A. A.

Cuestionado sobre cómo vivió los días previos al ascenso, Dani Benítez recuerda que sentía mucha responsabilidad porque «ascender a Primera te cambia la vida. Es el objetivo que todo jugador tiene. A nivel personal cuando el árbitro pitó el final en Elche sentí una tranquilidad enorme porque como jugador sabes que consigues el objetivo de tu vida».

Sobre el Granada de Diego Martínez comenta que ha visto en directo un par de partidos esta temporada y «vi un equipo joven y compacto, en el que además me cuentan que son todos muy buena gente y eso ayuda muchísimo en esa fase final de la liga. Lo fundamental es ser un equipo y estar unidos en este momento de la temporada». Lo dice un jugador que marcó al granadinismo, un '11' diferente.

Y es que la afición rojiblanca se pregunta si volverá a haber un futbolista que, nada más tocar el cielo, se ponga una nariz de payaso, invite a todos los que lo vean a «ser felices en la vida» y haga creer a los que no creen en que es posible caerse y volverse a levantar porque la vida, igual que el fútbol, también acaba por conceder segundas oportunidades a aquellos que buscan empezar su camino desde cero.

Dispuestos a estar con el Granada donde haga falta

La peña Los Cármenes es la más veterana del Granada porque lleva animando al equipo desde el año 1999. Con su sede social junto al estadio que le da nombre –está en la Calle Poeta Gracián, a escasos tres minutos del Nuevo Los Cármenes– esta familia de seguidores rojiblancos ha convertido su apoyo al Granada en un estilo de vida.

Con 104 socios es una de los colectivos que más se mueve y la etiqueta de 'peña del Granada CF' se le queda corta puesto que organizan rutas de senderismo, partidos de fútbol 7, partidas de dominó, jornadas gastronómicas y excursiones varias, como la que hicieron a los patios de Córdoba el domingo 19 de mayo, un día antes de acompañar al Granada hasta Albacete. Como viene siendo tradición, organizaron su bus y acompañaron al equipo hasta el Carlos Belmonte, como siempre han hecho. Su presidente, Paco Sánchez, explica a IDEAL que este año lo viven «partido a partido». Huyen de euforias y solo quieren animar al equipo «esté donde esté». Varios de sus miembros ya tienen organizado el viaje a Mallorca y todos desean que el siguiente desplazamiento sea ya a un estadio de Primera División.