Entrenamiento

Diego Martínez afila sus armas

Un instante del entrenamiento. /J. I. C.
Un instante del entrenamiento. / J. I. C.

El Granada ensaya la construcción de sus ataques y disputa un 'partidillo' con distintas probaturas

José Ignacio Cejudo
JOSÉ IGNACIO CEJUDOGRANADA

A cuatro días para el primer partido del campeonato contra el Villarreal, Diego Martínez afila sus armas. El Granada entrenó este miércoles con un punto más de intensidad y con la mentalidad totalmente enfocada a situaciones de partido. El equipo ensayó la construcción de jugadas en ataque y su finalización y concluyó con una serie de 'partidillos' con serias probaturas para el primer 'once' titular.

Lo primero que hicieron los futbolistas rojiblancos al saltar al césped fue dedicar un pasillo de collejas a José Antonio Martínez, ya integrado como uno más aunque al final del entrenamiento se retirase para cuidar las cargas de trabajo con las que se ejercita ahora, muy diferentes a las que tenía en Eibar. Posteriormente la plantilla se distribuyó en tríos con ejercicios de habilidad sin que cayese el balón al césped.

A continuación Diego Martínez dispuso un circuito para practicar la construcción de la jugada ofensiva para confirmar los automatismos ensayados esta pretemporada, con finalización de jugada incluida e incluso reacción defensiva al contragolpe lanzado por los porteros. Germán y Martínez se alternaron como centrales zurdos, y Domingos y Bernardo, que volvió a ejercitarse, a la derecha. Quini y Neva lo hicieron a la izquierda con Víctor Díaz y Montoro, el del filial, a la derecha. Eteki, Yangel, Montoro y Azeez ocuparon el centro del campo con Vadillo y Machís a la izquierda y Puertas y Rodri a la derecha con Soldado, Ramos, Vico e Isma Ruiz llegando al área.

Para concluir se dispuso un 'partidillo' en el que se probaron varios onces. En aquel con más opciones de ser titular, Vadillo volvió a probar en la izquierda y Vico y Puertas alternaron la segunda punta y la banda derecha. Yangel jugó algunos minutos junto a Montoro y fue aplaudido por Diego Martínez, que lo vio desde lo alto del andamio, satisfecho con su intensidad y su trabajo defensivo. Siguen al margen del grupo, recuperándose de sus respectivas lesiones, Álex Martínez y Neyder Lozano. A la conclusión, ausente el gerente deportivo Fran Sánchez, Diego Martínez se quedó charlando con Antonio Cordón, responsable deportivo del grupo Hope.