Granada CF

LaLiga estudia expedientar al Granada por 'el caso Ramos'

Adrián Ramos se lamenta en un partido de la temporada pasada. /PEPE MARÍN
Adrián Ramos se lamenta en un partido de la temporada pasada. / PEPE MARÍN

Una hipotética sanción económica perjudicaría el tope salarial ya de por sí reducido con el que maniobra el club en este mercado de verano

José Ignacio Cejudo
JOSÉ IGNACIO CEJUDOGRANADA

LaLiga estudia la posibilidad de expedientar al Granada por los impagos que John Jiang, propietario y presidente del club nazarí, mantiene con Adrián Ramos, futbolista del equipo. Así lo mencionó Javier Tebas, presidente de LaLiga, en una de las últimas reuniones de la Comisión Delegada de la institución, de la que no forma parte el Granada. Este conflicto entre Jiang y Ramos podría derivar en una sanción económica para el club nazarí, que vería perjudicado su ya de por sí reducido tope salarial de cara a este mercado de fichajes veraniego.

El Granada, que defiende que se encuentra rigurosamente al día en cuanto a sus obligaciones con el delantero colombiano, recurrirá cualquier tipo de sanción que pudiera acarrear esta investigación. Al club le tocará explicar el origen del conflicto después de que Ramos amenazase con denunciar a Jiang por una serie de impagos en los emolumentos pactados cuando se gestó su fichaje, en enero de 2017. El Granada no se siente responsable de un asunto que podría perjudicarle por ser el club en el que milita. Una hipotética sanción económica repercutiría en el techo de gasto con el que la dirección deportiva trabaja para la planificación de su plantilla.

El fichaje de Adrián Ramos por el Granada en el mercado invernal de la última temporada en Primera, la primera con Jiang al frente, estuvo rodeado de 'claroscuros'. Fue un movimiento desesperado del nuevo propietario por salvar a un proyecto abocado al descenso de categoría con un refuerzo de lustre. En teoría, el mandatario habría pagado por su traspaso al Borussia Dortmund alemán una cantidad de doce millones de euros supuestamente a través del Chongqing Lifan para de forma inmediata cederlo al Granada. Sin embargo, el préstamo a la escuadra siempre figuró en LaLiga como hecho por el conjunto alemán hasta el pasado periodo estival. Fue en 2018 cuando pasó a ser futbolista del Granada a todos los efectos, hasta el próximo mes de diciembre.

Lo que LaLiga pretende averiguar es cómo se gratifica a Ramos, aparte de lo que sí cobra del Granada, por si se falta a la legalidad. Desde el club se alega que su gestión con el delantero cafetero es inmaculada, medida y transparente, como uno más entre todos los trabajadores que dependen de la entidad nazarí, junto a la del resto de ingresos y gastos. Sin embargo, Ramos sí que tiene cuentas pendientes con Jiang, y este mismo verano amenazó con denunciarlo si no se terminaba de arreglar la situación, harto de sus retrasos en los pagos. El proceso le obliga a involucrar a los equipos en liza.

Presunta paz

Adrián Ramos, que dentro del vestuario ha mantenido cierta normalidad como un buen profesional incluso en momentos de enfado por esta situación, mantiene su conflicto con Jiang pese a que fuentes próximas al cafetero aseguraron que las posturas se encontraban ya más cercanas a un acuerdo que contentara al colombiano, quien aceptó en su día esta propuesta. La situación afectaría al Granada de manera solidaria, por lo que tendría que responder ante LaLiga si esta le pidiera explicaciones, como se comentó en esa Comisión Delegada.

Si las explicaciones del club nazarí no fuesen suficientes para LaLiga, el club podría sufrir una sanción económica que mermaría su tope salarial, ya de por sí uno de los más reducidos de la categoría. Con esos recursos trabaja la actual dirección deportiva, convenciendo jugadores con argumentos distintos a los económicos. Este equilibrio con el tope, fluctuante pero frágil, obliga a auténticos malabares a los responsables de la plantilla. El Granada confía en que las averiguaciones de LaLiga prueben su ausencia de responsabilidad para continuar así moldeando el equipo que competirá esta temporada en Primera.