Granada CF

«Que al Granada le hayan quitado esa presión de ascender le ha venido muy bien»

Javi Márquez en un entrenamiento del Nástic/Nástic de Tarragona
Javi Márquez en un entrenamiento del Nástic / Nástic de Tarragona

El exrojiblanco explica que cuando rescindió contrato con el Granada el club vivía una situación «caótica» pese a que considera a John Jiang una persona «muy implicada»

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGranada

Javi Márquez (Barcelona, 1986) decidió la pasada campaña que era un buen momento para regresar a casa y disfrutar de una estabilidad familiar que es un lujo para muchos futbolistas. Ese equilibrio entre su vida personal y su profesión lo ha encontrado después de seis años de aquí para allá. Lejos queda aquel 2012 en el que dejó el Espanyol, en el que se crió. Desde entonces ha hecho cuatro paradas en Mallorca, Elche, Granada y Nueva York. Ahora es uno de los veteranos del Nástic.

¿Cómo está el vestuario del Nástic después de la última derrota?

–Fue una derrota dura porque no esperábamos ese tropiezo. Tenemos la mente limpia, queremos jugar delante de nuestra gente y queremos una victoria para coger confianza y salir de esta situación en la que estamos. El equipo ha habido momentos en los que ha competido muy bien, en otros no lo ha hecho porque hay errores que nos hacen perder la confianza en ciertos momentos y que son los que nos traen problemas. La clasificación dice que somos el equipo que esta último.

¿En que se diferencia el Nástic de Gordillo del que dirige ahora Enrique Martín?

–No me gusta comprar entrenadores. Con Gordillo teníamos una forma de jugar, con Enrique otra e intentamos plasmarlo en el campo. Enrique nos pide que seamos un equipo intenso, que vayamos a todas, peleando cada balón como si fuera el último y no pensando más allá del siguiente partido.

En el Granada jugó dos temporadas y media. ¿Cuáles son los mejores y los peores recuerdos?

–Guardo muy buenos recuerdos. Destacar uno sería difícil, pero las celebraciones fueron muy importantes. Siempre me he sentido muy a gusto y siempre que voy a Granada es una satisfacción encontrarme con mucha gente que me quiere. Guardo un buen recuerdo de allí, Aunque en el mundo del fútbol no vas a tener el 100% de tu parte me siento muy querido cuando estoy por allí.

¿Cómo se tomó su rescisión a mediados de la temporada 16/17?

–Quería jugar, era una situación difícil y había cosas dentro del club que no me estaban gustando. Me comí muchos marrones dentro del equipo y era un momento de saturación. Tenía una carga mental importante porque yo llegué como un jugador importante, las últimas temporadas nos costó mucho salvarnos, y me tocó asumir con normalidad que me tenía que marchar de allí.

¿Se sintió valorado por la nueva directiva en ese momento?

–No tengo nada que reprochar a los nuevos directivos. Hay mucha gente que se fue, otra que se quedó y dentro sigue habiendo mucha gente que quiero y que me pusieron las cosas muy fáciles.

Cuando deja el Granada y se marchas a jugar al New York Cosmos su vida cambia por completo.

–Ese era el principal dolor de cabeza que yo tenía, cómo nos íbamos a adaptar mi familia y yo a Nueva York porque ellos vienen conmigo a todos sitios. Era un reto que me atraía y estar allí era algo totalmente diferente. Yo soy de Barcelona y Barcelona comparado con Nueva York es como un pueblecito.

¿Qué le sorprendió más del Granada en este tiempo, el final de la temporada 16/17 con Tony Adams o que el Granada de Oltra no diese el salto de categoría la pasada campaña?

–Uno de los motivos por los que me fui fue porque vi que la situación era caótica. Había mucha gente que ponía mucho de su parte, como el presidente. La percepción que yo tengo es que el presidente (John Jiang) es una persona muy implicada y que quiere llevar al Granada a lo más alto. Lo que pasó con José Luis me sorprendió. Es un buen entrenador, lo conozco personalmente y quizá le deberían haber dado un poco más de tiempo. El primer año después de un descenso es complicado. En Segunda los pequeños detalles influyen mucho y con José Luis (Oltra) el equipo seguro que se iba a meter en 'play off'. Todo el mundo daba por favorito al Granada y este año se puede comprobar que equipos como el Málaga o Las Palmas no lo van a tener fácil.

¿Ve al actual Granada luchando por las dos primeras plazas?

– Lo está haciendo muy bien. Cuando se le ha quitado esa presión de ascender le ha venido muy bien. Han podido trabajar con un buen presupuesto, han podido hacer un equipo acorde con la categoría y al final cuanta menos presión te pones mejor salen las cosas. Está claro que pinta muy bien pero si coges un bache de 2-3 partidos que no ganas te puedes salir del 'play off'. Por ahora tienen buenas sensaciones, un buen entrenador, que sabe muy bien a lo que juega, y la afición se ha vuelto a ilusionar con poder ascender.

¿Cuáles pueden ser los puntos que desequilibren el partido?

–Van a ser los pequeños detalles, como todos los partidos. El Granada es un equipo muy intenso y nosotros también. El equipo que mejor esté en las dos áreas será el que se lleve el partido. Personalmente creo que será igualado porque estamos convencidos de que le vamos a plantear un partido muy difícil a un gran equipo.

 

Fotos

Vídeos