El Granada ya pregunta por laterales izquierdos

La lesión de Álex Martínez ha pillado a contrapié al club, que como mucho meditaba reforzar su defensa con otro central. Adri Castellano tiene un reto personal ante sí en estas semanas hasta la apertura del mercado de invierno

El Granada ya pregunta por laterales izquierdos
Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

La lesión de Álex Martínez ha pillado a contrapié a la dirección del Granada, que de inmediato se ha puesto a rastrear opciones para fortalecer una demarcación para la que no tenía pensado fichar en principio. Ya ha llamado a varios agentes de confianza para tantear la situación de algunos futbolistas que gustan y podrían cuadrar para este perfil, pero de momento las respuestas están siendo negativas porque se trata de jugadores que están actuando en sus respectivos equipos y que obligarían a negociar con los clubes propietarios de sus derechos. Esto no les descarta pero ralentiza el proceso.

La coyuntura de la lesión del sevillano ha sobrevenido a las puertas del mercado invernal, un factor favorable que permite la reacción de los rojiblancos, que cuentan con cuatro fichas libres en el primer equipo. No la suya, porque las bajas de larga duración son a partir de cinco meses. En estas semanas no han acudido al llamado mercado libre, como sí pasó con Chico Flores, analizando con calma de cara a lo que tendrán que encarar desde el 1 de enero.

La alternativa natural a Álex Martínez -más allá de que sea Quini el elegido a corto plazo- es Adri Castellano, que precisamente se lesionó a mediados de octubre y ahora encara la recta final de su recuperación. El joven subido del filial este verano tuvo una aciaga actuación en Copa ante el Elche, únicos minutos en competición oficial con la escuadra. Fue expulsado y ahora existen dudas de si sería capaz de soportar la presión de la titularidad durante un periodo largo en caso de que el propio Quini flaquee o le pase algo. El propio esfuerzo de Adri marcará el paso, pues las opciones de emplear a Neva y Marín, laterales del filial, conllevan un riesgo.

Borja Lasso fue citado pero no jugó ni un solo minuto con el Sevilla en el partido de Copa de este miércoles

En la entidad sí estaban siguiendo de cerca a defensas centrales ante la posibilidad de completar una zona que sólo ha tenido tres especialistas desde que arrancó la Liga: Germán, Martínez y Pablo Vázquez. Este último, encima, ha contado poco y esto le ha llevado a repensar su futuro, aunque quizás el nuevo escenario le lleve a meditar que puede quedarse. En el Recreativo, aparte de la posibilidad de Marín como central, están Hongla, que no se ha entrenado ni una sola vez con los 'mayores'; y Héctor, quien renovó su estancia en el filial pero que no puede subir y bajar al 'A' al no ser sub 23. Tendría que quedarse con una de esas cuatro licencias libres.

Un ojo en el ataque

Con este frente abierto en la retaguardia de cara a nuevas contrataciones, la mirada también sigue puesta en la parte de arriba, pues traer alguna carta más en ataque puede asegurar el sector en caso de nuevas lesiones y, a la vez, estimular aún más la competencia. El nombre de Borja Lasso está subrayado. Sus excompañeros en la actual plantilla, amigos suyos, conversan con él frecuentemente (Pozo soltó en Radio Marca que Lasso le había preguntado por cómo se vivía en la ciudad). Su situación en el Sevilla no ha cambiado. Esta semana no disputó un solo minuto en el cruce de Copa ante el Villanovense, en el que sí estuvo en el banquillo. El problema radica en su situación contractual. Acaba en junio y, en teoría, le tocaría salir traspasado o, llegado al caso, con la carta de libertad, algo más difícil.

Ivi, extremo al que también dirigió Diego Martínez, sí fue titular con el Valladolid en el torneo copero, saliendo desde la banda izquierdo. Cedido por el Levante, los granotas quieren que juegue para que se revalorice y en el Pucela lo integran poco a poco tras su problemas físicos, aunque habrá que ver si hacen movimientos en el bazar navideño que varíen su disposición. Si Ivi entra en la rueda de confianza del técnico Sergio González dificultará todo esto.

 

Fotos

Vídeos