Entrenamiento

El Granada empieza a coger ritmo

El Granada empieza a coger ritmo

El conjunto rojiblanco eleva la intensidad en su segundo entrenamiento de la pretemporada, en el que participaron los mismos jugadores que ayer

CHEMA RUIZ

La pretemporada no ha hecho más que comenzar, pero el Granada ya trata de coger ritmo. Tras la suave primera toma de contacto que tuvo lugar ayer, los pupilos de Diego Martínez han regresado esta mañana al césped de la Ciudad Deportiva para realizar su segunda sesión de entrenamiento de este verano, en la que la intensidad se ha incrementado.

En total, han sido veinte los jugadores con los que ha contado el técnico vigués para la primera parte de esta segunda jornada de trabajo nazarí, incluyendo a Carlos Neva, Unai Etxebarría y Adrián Butzke, así como a los juveniles Isma Ruiz y Antonio Aranda. Neyder Lozano volvió a ausentarse, al igual que Fran Rico, Antonio Puertas, Pablo Vázquez y Sergio Peña, que cuentan con permiso del club.

Te interesa

La sesión comenzó con unos ejercicios de activación y calentamiento para desentumecer las articulaciones, seguidos de varias series de abdominales. Posteriormente, los integrantes del cuadro nazarí realizaron un circuito de fuerza con el que empezaron a sudar.

Tras una pequeña pausa para refrescarse, comenzaron a mover el balón. En un espacio reducido con cuatro porterías, la plantilla rojiblanca se dividió en tres grupos para realizar un intenso ejercicio de posesión en el que dos equipos pugnaban mientras que el restante ejercía de apoyo por fuera, con los guardametas trabajando al margen. «Que haya calidad en el pase», pedía Diego Martínez a sus hombres, a la par que reclamaba un mayor ritmo en la circulación del esférico.

Los mismos equipos disputaron finalmente un partidillo en el que, con las mismas premisas, ya sí participaron los porteros. El conjunto rojiblanco volverá a trabajar esta tarde, a las siete y media, en la que será su última sesión de la jornada.