Granada CF

Granada CF | Una defensa de guante blanco

Germán pelea por ganar la posición. /PEPE MARÍN
Germán pelea por ganar la posición. / PEPE MARÍN

Germán, que lo ha jugado todo, y José Antonio Martínez, que lleva cinco partidos como titular, no han visto una sola amarilla en lo que lleva de curso

RAFAEL LAMELASGRANADA

Germán Sánchez y José Antonio Martínez están demostrando ser defensas eficaces y pulcros. El central gaditano ha disputado todos los minutos de las nueve jornadas celebradas en el campeonato, 810 contabilizando lo reglamentario, mientras que su homólogo onubense lleva 461 tras aparecer por primera vez en Almendralejo ante el Extremadura y encadenar desde entonces cinco partidos como titular. En este periodo caracterizado por la bonanza de resultados ninguno ha visto una sola tarjeta amarilla. El dato de la limpieza en su juego va de la mano de los cuatro encuentros en los que el Granada ha conseguido dejar la puerta a cero, tres de ellos con esta pareja sobre el césped.

El registro más llamativo es de Germán después de no haberse perdido ni un segundo de ninguna cita. Su historial ilustra que suele escapar de las amonestaciones. En su etapa en el CD Tenerife estuvo presente en 27 partidos durante su primera campaña y no llegó a cumplir el segundo ciclo de castigo, al quedarse en ocho tarjetas. El promedio mejoró el siguiente ejercicio, con un encuentro más sobre el terreno, 28, y una cartulina menos, siete. Nunca fue expulsado con la camiseta chicharrera. Tampoco el curso pasado vio roja alguna ya con la elástica rojiblanca, integrándose en catorce compromisos, trece de titular. A la sombra de los titulares habituales, Chico Flores y Saunier, tampoco tuvo 'penitencia' por amarillas, ya que se quedó en cuatro.

Este año es indiscutible y está encontrando su mejor versión a sus 31 años. Cumplirá 32 el último día de este mes de octubre. A su lado empezó Víctor Díaz como central, pero se ha acabado asentando José Antonio Martínez. Más joven –25 años–, aunque con un espléndido futuro por delante. De ahí que este verano le pescara el Eibar del Barcelona B, para cederlo después y que siguiera mejorando en la 'división de plata'. En Granada ha encontrado el hábitat perfecto, con un mentor, Diego Martínez, que ya le dirigió en el Sevilla Atlético.

Martínez, como ocurre con Germán, es un zaguero de guante blanco. En su currículum reciente, desde la Segunda B, sólo aparece una expulsión con el filial hispalense en la temporada 2013-14. Desde entonces, muy pocas amarillas. 25 partidos el ejercicio anterior a su marcha a Cataluña y sólo dos advertencias. En el Barça B, al que llegó en la 2016-17, estuvo en 28 encuentros, con dos amarillas, y el pasado curso apareció en 22 duelos, con tres cartulinas leves.

Se da la circunstancia de que Martínez ya lleva un gol como nazarí, faceta en la que no suele ser muy prolífico, con apenas dos dianas acumuladas en el último lustro. Lo llamativo es que la asistencia se la dio el propio Germán, en un saque de córner que el veterano peinó hacia adelante para que su compañero rematara con una rápida maniobra.

El Granada está resultando ser uno de los equipos más limpios de la Segunda división. Ocupa el puesto 19 en la clasificación de tarjeteados, precisamente con 19. El resto de zagueros tampoco es que tengan disparado el listón de la agresividad o la protesta. Quien más amarillas lleva, Quini, ha desaparecido del 'once' desde hace unas semanas, si bien ha salido al verde en los dos últimos compromisos como carrilero. Víctor Díaz, que ha actuado tanto de lateral como en el centro, lleva dos. Álex Martínez, otro intocable desde el inicio de la Liga, lleva sólo una. Lo del sevillano es digno de estudio, pues lleva 51 titularidades consecutivas. Sólo le mostraron dos amonestaciones la campaña anterior, de ahí que tampoco cumpliera castigo. Como no se lesiona, ni siquiera abrió la posibilidad del descanso forzoso.

Los mediocentros tampoco es que hayan recibido juicios severos de los colegiados. De la pareja habitual, Fede San Emeterio lleva una tarjeta y Montoro dos. Puertas y Fede Vico acumulan otro par, mientras que se quedan en una Aguirre, Vadillo, Pozo y Rodri, así como los porteros Rui Silva y Aarón, quien la vio por protestar en Reus.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos