Granada CF

Gira levantina para testar tres sistemas

Álvaro Vadillo, que ha actuado durante la pretemporada como extremo, controla un balón durante el partido disputado el domingo frente al Elche. /PASCU MÉNDEZ
Álvaro Vadillo, que ha actuado durante la pretemporada como extremo, controla un balón durante el partido disputado el domingo frente al Elche. / PASCU MÉNDEZ

El Granada regresa tras su concentración en la Costa Blanca sin repetir el mismo dibujo en los tres amistosos disputados. Llegar más rodados al 'stage' permite a Martínez probar un plan 'C' en forma de 4-2-3-1

CÉSAR GUISADOGRANADA

A diferencia de campañas anteriores, el Granada llegó a la concentración de pretemporada algo más rodado. Concretamente después de dieciocho días de trabajo y tres amistosos disputados previamente ante el Marbella (1-0), Real Jaén (2-0) y Extremadura (2-0). Eso sí, al igual que en años anteriores, a excepción del pasado cuando José Luis Oltra eligió la exótica concentración flamenca, el club decidió volver al Levante, concretamente a la Costa Blanca, unos kilómetros más al norte que destinos anteriores como La Manga o San Pedro del Pinatar, para un 'stage' de ocho días en los que disputó otros tres bolos: Getafe (0-0), Elche (0-0) y uno más a la vuelta, en la casa del Cartagena (3-2).

La estancia en el Real Club de Golf de Campoamor, en Orihuela, deja un balance de dos empates y una derrota. Si nos ceñimos a los datos, el equipo no ganó ningún partido y recibió más goles de los que encajó. Pero de poco serviría un análisis tan aritmético. El encuentro del Getafe fue un cara a cara muy exigente ante el 'primera' que despidió mayo cerca de Europa y ante el Elche el Granada fue sobradamente superior. Al término de este encuentro el equipo acumulaba doscientos minutos exactos sin celebrar un gol (el último fue de Puertas en el '70 ante el Extremadura), y Martínez asumió entonces que no era una circunstancia que realmente le preocupase.

Más rodados
18 días
El Granada comenzó el 'stage' mediada la pretemporada.
Amistosos
Marbella, Jaén y Extremadura, bolos previos al 'stage'.
Funciona
El grupo llegó conociendo el modelo del entrenador.
Tres sistemas
4-3-3
Funciona ante el Getafe, el rival de mayor entidad.
4-4-2
Deja a un Granada dominador en el centro, pero sin gol.
4-2-3-1
Un plan 'C' con el delantero como única referencia arriba.
Aislados
Campoamor
El equipo se concentró en el Real Club de Golf.
Trabajo
Dobles sesiones diarias, además de charlas y vídeo.
Resultados
Cohesión y adquisición del modelo y estrategias.
Carencias
Gol
Sólo dos goles en la gira, ambos logrados en la derrota.
Desconexiones
Puntuales.
Fichajes
El equipo necesita apuntalar el centro de la defensa.
Virtudes
Ocasiones
Capacidad y versatilidad en las llegadas.
Veteranos
Buena actitud de los hombres que repiten en el plantel.
Canteranos
Buena nota para los promocionados y del 'B'.

Una pretemporada, más allá de las cifras, se sostiene en pilares básicos como la puesta a punto física de los futbolistas, la absorción teórica del modelo y su despliegue real sobre el campo. Para la primera cuestión un balance sería prematuro. Sobre la pizarra, puede decirse ya que el Granada comienza a bosquejar una idea de juego. O más bien tres, atendiendo a cada una de las propuestas que el técnico vigués ha llegado a ejecutar frente a los tres rivales que ha tenido durante la concentración.

Tres esquemas

Ante el Getafe el equipo salió con un modelo 4-3-3 en el que Alberto Martín ocupó la posición de pivote defensivo e iniciando la construcción con una pareja más adelantada formada por González y Montoro, con Vico y Puertas en los extremos. Con el Elche el Granada retomó un 4-4-2 más clásico con el canterano Andrés y Vadillo en los extremos, conectando con Nico y Juancho en la zona de la media punta. Y frente al Cartagena, un novedoso e inédito hasta entonces 4-2-3-1 con un doble pivote defensivo compuesto por Martín y Montoro para tener más adelantado a Fede Vico. Vadillo y Puertas actuaron como extremos, sin interrumpir tanto en la zona interior.

El Granada se cruzó con la ola de calor, aunque el termómetro no llegó a los 40 grados

¿Un once? La titularidad en el marco está en los guantes de Rui, de momento sobre esto nadie en el plantel tiene dudas. Germán es el central que más minutos ha disputado y a su lado casi siempre Pablo Vázquez, jugador con ficha del filial que cuenta con minutos en Segunda, conseguidos a su paso por el Alcorcón. Víctor Díaz y Álex Martínez se reparten los laterales derecho e izquierdo. Este Granada necesita un jugador que sujete el centro del campo y este puede ser Raúl Baena, con permiso de Alberto Martín. Por delante han compartido espacio Montoro y Nico Aguirre, con buenas sensaciones frente al Elche. Vadillo y Fede Vico ejecutan el rol de extremos con caída al interior y con facilidad para permutar las bandas. Arriba, Rodri o Ramos.

Real Club de Golf

A 325 kilómetros de casa, el equipo volvió a encontrar la tranquilidad que se requiere en este tipo de salidas. Alejada de cualquier tipo de distracción, la plantilla dispuso de todas las comodidades para centrarse sólo en trabajar y aplicar de forma intensiva los conocimientos que les ha ido transmitiendo el entrenador a través de clases tácticas en la sala de vídeo y, sobre todo, en el césped, con dobles sesiones de trabajo diarias.

El Real Club de Golf de Campoamor ha ofrecido durante la última semana un ambiente relajado. Una villa donde las habitaciones se reparten en forma de casas mediterráneas que los jugadores han compartido por parejas. Un gimnasio reservado especialmente para los futbolistas, comedor exclusivo, zona de rehabilitación y hectáreas de árboles para apartar el mundanal ruido.

Que Aarón haya viajado con el equipo dice mucho de las intenciones con el guardameta

Inevitablemente, el Granada se cruzó en Orihuela con la ola de calor que recorrió España de punta a punta. En Campoamor, el termómetro no llegó a los 40 grados, pero la sensación de humedad sí propició que el equipo tuviera que estar siempre pendiente de estar bien hidratado a la hora de entrenar. Sesiones matinales a las nueve de la mañana y vespertinas a las siete, de entre hora y media y dos horas de extensión cada una de ellas.

Llegar rodados a la gira se descubre como un elemento positivo. Los jugadores ya saben qué quiere el técnico y Diego Martínez aprovechó cada entrenamiento para avanzar en conceptos a tener en cuenta en segundas jugadas después de un rechace de la zaga rival, mucho pase interior y balón parado, tanto ofensiva como defensivamente.

Este 'stage' se dividió en dos partes. La primera desde el desembarco el lunes por la tarde hasta el término del primer amistoso ante el Getafe. Fue el partido de mayor intensidad física por la dureza con la que se emplearon los azulones. Curioso que uno de los que más 'guerra' dio por sus continuos piques sobre el campo con Quini fuera el marroquí Fayçal Fajr, quien prácticamente 24 horas después anunciaba su salida del equipo rumbo al Caen francés. La segunda viró el timón para encontrar al Elche antes de pasar la última noche en el hotel, este fue el amistoso más cómodo, y se acabó con un Cartagena, muy motivado ante su afición frente a un Granada casi extenuado y ya de camino a casa.

Lo que falta

Indudablemente al equipo le falta el gol. Y se crean ocasiones para ello. Ante el Cartagena, en cinco minutos el Granada se acercó ocho veces a la portería rival, terminando estas jugadas en disparos lejanos o centros sin rematador. En cuanto a las posiciones, urge reforzar la defensa con un central y el centro del campo con otro 'constructor' que ayude a Nico y Montoro.

Que Aarón Escandell haya viajado con el equipo pese a que se sabía que su lesión no le iba a permitir participar de los entrenamientos y ni mucho menos de los partidos, dice mucho de las intenciones del cuerpo técnico respecto a este guardameta, que no se ha perdido una sola charla previa a cada sesión, apartándose después del grupo para trabajar en solitario en la sala de rehabilitación. El vigués también ha quedado complacido por las aportaciones de los jóvenes Adrián Castellano y Pablo Vázquez. Y de los todavía canteranos Juancho, José Antonio González y Andrés, sobre quienes deberá decidir su futuro más inmediato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos