Perfil

Germán Sánchez | El líder de la defensa menos goleada de la liga

Germán Sánchez | El líder de la defensa menos goleada de la liga
/MESAMADERO

Su buena temporada le valió una ampliación de contrato hasta 2021

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

Germán Sánchez Barahona ha completado en el Granada la mejor temporada de su carrera por lo que, a sus 32 años, ha podido celebrar su primer ascenso a Primera división. El espigado central gaditano no había tenido mucho protagonismo en su primera campaña como rojiblanco, en la que una lesión y la confianza de sus entrenadores en la pareja Saunier-Chico Flores fueron dos motivos de peso que le privaron de disfrutar de continuidad en las alineaciones. Todo cambió esta temporada, en la que desde el inicio fue el encargado de comandar la defensa del Granada de Diego Martínez.

Su buena colocación, su contundencia por alto y por bajo, su carácter ganador... Todo ha influido para que su figura se vea realzada y la confianza del técnico rojiblanco se entiende mejor con ayuda de los números: Germán ha jugado todos los minutos que ha podido con la camiseta rojiblanca. Jugó completos los primeros 21 partidos de Liga y se perdió el primero de la segunda vuelta por una inoportuna lesión. Regresó a la zaga en la jornada 23 ante el Extremadura y nuevamente lo jugó todo hasta que llegó la jornada 32, que se perdió por acumulación de amonestaciones. En ese tiempo sus aciertos ayudaron a Rui Silva a terminar muchos de los partidos con la puerta a cero, una de las claves para explicar el ascenso a la máxima categoría.

Su liderazgo tampoco fue discutido y la buena temporada que estaba completando le valió una ampliación de contrato hasta el 2021, comentando el gerente de la entidad –Fran Sánchez– que «es un futbolista muy importante en este equipo, clave para el proyecto». A su vez Germán dijo que era «un orgullo seguir perteneciendo a este club». Es un jugador que va muy bien de cabeza y así llegó su primer gol de la temporada: el que le valió a su equipo para ganar al Zaragoza en el partido que granadinos y maños jugaron en Los Cármenes (1-0).

La ausencia de Germán se hizo notar en Soria (derrota por 2-1 en la jornada 32), pero a su regreso el Granada volvió a sentirse más cómodo, más abrigado. La sobresaliente temporada completada dio lugar a que tras el empate en Oviedo, en el que un fallo suyo dio lugar al gol con el que el equipo asturiano empató el duelo en el minuto 88, las redes sociales se llenaran de mensajes de apoyo hacia él, siendo reconocida su formidable campaña por una hinchada agradecida por su comportamiento y su buen rendimiento. Allí su inseparable compañero en la zaga, José Antonio Martínez, le dijo que si pudiera jugaría toda la vida a su lado. Horas después el propio Germán pidió disculpas públicamente a la afición y aseguró que después de un error como ese tocaba levantarse. Lo cumplió.