Granada CF

Germán renueva hasta 2021: «Es un orgullo seguir perteneciendo a este gran club»

Germán renueva hasta 2021: «Es un orgullo seguir perteneciendo a este gran club»
F.R.

El central lamentó su episodio fortuito con Rey y transmitió humildad y sensatez antes de viajar a Cádiz

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

Mañana cargada de novedades en la zaga rojiblanca. Pocas horas después de confirmar la llegada de Bernardo, y con motivo de la comparecencia de Germán Sánchez, el club quiso formalizar la renovación del central. Aunque su prolongación de contrato estaba pactada al disputar siete encuentros más, la dirección deportiva y el propio jugador han creído conveniente estampar sus firmas para alargar la relación contractual hasta junio de 2021. El central se mostró orgulloso, aún con la timidez y humildad que le caracterizan, durante un acto que presidieron Antonio Fernández Monterrubio y Fran Sánchez.

El director general de la entidad rojiblanca expresó que «(Germán) ha trabajado mucho y bien para llegar hasta aquí, por lo que vamos a proceder a la renovación de su contrato públicamente. Estamos muy contentos, ya que nos gusta más renovar que fichar». «Su renovación estaba encaminada, pero hemos querido anticiparla porque es una pieza muy importante y fundamental en nuestro equipo para esta temporada y las siguientes», confesó Monterrubio.

No muy distintas fueron las palabras con las que arropó Fran Sánchez a Germán. «Es un futblista muy importante, clave para el proyecto. Lo firmamos la temporada pasada, con un gran rendimiento aunque no tuvo la regularidad que sí está teniendo ahora. Se lo merece, por el alto nivel que está teniendo queríamos recompensárselo. Es importante para el vestuario y destacamos su calidad profesional y personal. Hemos ampliado dos temporadas más su contrato, hasta 2021. Agradecemos a él y a sus agentes la predisposición», confirmó el responsable de la planificación deportiva.

Además, Fran Sánchez quiso comentar la jugada polémica en la que, fortuitamente, Germán dejó fuera del encuentro a Rey Manaj. «Las estadísticas están ahí, sólo ha visto tres amarillas. Es un futbolista noble que no quiso hacerle daño. Él y algunos compañeros fueron al hospital. Deseamos una pronta recuperación a Rey».

«Es muy complicado hacer lo que hace él (Germán) cada semana ante delanteros de primerísimo nivel. Él está cómodo con nosotros y nosotros con él, por lo que creíamos justo reconocérselo», terminó diciendo.

Ya con el turno de palabra, Germán quiso agradecer a su familia, los compañeros y el club la oportunidad para renovar su contrato. «Es un orgullo seguir perteneciendo a este club que tiene una estructura de Primera y mucha ilusión. Me queda seguir peleando en cada partido. Estoy identificado con los valores que representan al Granada y los jugadores tenemos que dedicarnos sólo a lo que pase en el verde», aseveró el central.

Germán evitó hablar de su mejor momento pues «ya llegará, me quedan aún años por delante». «Quien me conoce sabe que soy muy humilde y trabajador. Al fútbol llegas cuando tienes que llegar y hay que aprovechar las oportunidades. Hay que ser ambicioso y yo estoy en un vestuario con muchos jóvenes que tienen mucha ilusión. Eso se te pega. Lo que hay que hacer es seguir y tener los pies en el suelo». También de candente actualidad está la contratación de Bernardo Cruz, un jugador que le disputará al gaditano un sitio en el once. «Le acogeremos con los brazos abiertos, igual que a todo el que viene a aportar y ayudar».

Ya sobre el Cádiz, Germán fue preguntado por el encuentro que espera y por cómo se encuentra su hermano, que sufrió una dura lesión en la cara que le mantiene apartado de los terrenos de juego indefinidamente. «Tuvo una lesión compleja, todavía esta recuperando. Él lo intenta, los médicos le tratan con mucho cuidado y tiene que ir muy despacio», explicó sobre Servando. «Siempre es especial jugar en mi tierra, pero defiendo unos colores y estamos en un momento importante», dijo sobre su regreso a Cádiz, «lo que me importan son los tres puntos», respondió.

El zaguero espera un encuentro distinto al del pasado viernes, ante un Cádiz que tiene menos el balón pero es más agresivo en la presión. «Vamos a tener que estar al 120%, nosotros tenemos que hacer mucho para ganar un partido aunque estemos arriba en la clasificación», apuntó.

Por último no escapó a la pregunta sobre su jugada con Rey y su ánimo tras golpear sin intención de hacer daño al albanés. «En el instante se me vino a la cabeza lo que tuvo mi hermano y es duro. Luego pude estar con él y entendió que fue fortuitamente. Nos dimos ánimos los dos, uno a otro. Además tuve el placer de jugar con él el año pasado y sabemos que él va a todas y yo también».